Mercados

Crudo WTI, en mínimos de cierre en dos meses

El Brent había alcanzado en junio un máximo nivel en nueve meses por sobre los 115 dólares por barril cuando insurgentes sunitas tomaban ciudades en el noroeste de Irak, un importante productor de petróleo de la OPEP.
Guadalupe Hernández
11 julio 2014 8:54 Última actualización 11 julio 2014 16:19
Pemex

Pemex opera 180 plataformas, de las que se extraen 2.5 millones de barriles de petróleo diarios. (Cuartoscuro)

LONDRES.- Los futuros del Brent y del crudo ligero WTI de referencia en Nueva York sumaron su tercera caída semanal, a medida que disminuían las preocupaciones por la escasez de suministros en Medio Oriente y el norte de África.

El convenio del crudo ligero WTI para entrega en agosto de referencia en Nueva York, perdió 2.2 dólares por barril, un 2.16 por ciento, para cotizarse en 100.71 dólares, su precio más bajo de cierre desde el 12 de mayo y su mayor caída desde el 22 de abril.

Los precios cayeron un 3.1 por ciento esta semana. 

En tanto que el contrato del crudo Brent con vencimiento en agosto, cerró en baja del 1.98 por cineto o 2.15 dólares por barril para quedar en los 106.52 dólares, su cierre más bajo desde el 7 de abril. En la semana los precios cayeron un 3.6 por ciento.

Ambos referenciales anotaron en junio un máximo nivel en nueve meses, por encima de 115 dólares por barril, después que insurgentes sunitas tomaron ciudades en el noroeste de Irak, lo que aumentó las preocupaciones sobre el suministro del segundo mayor productor de petróleo de la OPEP.

El precio del crudo se ha debilitado en el último mes debido a que Irak no ha tenido interrupciones en su suministro y por noticias de que Libia aumentaría su producción de crudo.

El yacimiento de El Sharara, en el sur de Libia, está aumentando la producción, lo que ha llevado el total del país a 350 mil barriles por día, dijo el jueves un portavoz de la petrolera estatal National Oil Corp.

Las existencias de crudo se redujeron en 1.7 millones de barriles en la semana al 4 de julio, a 380 millones de barriles, frente a expectativas del mercado de un descenso de 2.2 millones de barriles