Mercados

Bolsas pagan factura
del Tapering, desplomes generalizados en el año

La contracción en los estímulos monetarios sigue impactando a los mercados de valores, especialmente del mundo emergente, mismos que registran fuertes ajustes a la baja en términos de dólares.
Antonio Sandoval
13 febrero 2014 0:37 Última actualización 13 febrero 2014 5:5
[Bloomberg]Los precios de las acciones cerraron a la baja en Wall Street, ya que a los inversionistas les preocupa la situación en Chipre. 

[Bloomberg]Los precios de las acciones cerraron a la baja en Wall Street, ya que a los inversionistas les preocupa la situación en Chipre.

CIUDAD DE MÉXICO.- De acuerdo con las cifras, las bolsas latinoamericanas son las más castigadas, al cierre de ayer la bolsa de Brasil tiene una caída de 8.72% en dólares, la de Argentina baja 9.65%, la bolsa de Chile retrocede 7.85% y la de Colombia se desploma 11.55%, mientras que Perú mantiene la misma tónica con 3.35%.

En el caso de México, su indicador refleja una contracción de 6.75% y su divisa sigue arriba de 13 pesos por dólar en el mercado interbancario.

Seguirán las “vacas flacas” en renta variable.
La tendencia no es novedosa, eso es cierto, pero cada día se confirma más, los mercados emergentes siguen bajo el “síndrome de la abstinencia” y no parece que exista una salida cercana, a pesar de que en el año han registrado días con ganancias importantes, como el del martes pasado.

Las bolsas de valores del mundo emergente tienen una contracción promedio de prácticamente 8 por ciento, no hay mucho que decir, pero no solo es la factura del Tapering, existen algunos elementos que hacer prender los focos amarillos y analizar otros factores que nos pudieran proporcionar pistas.

En América del sur por ejemplo tenemos un desempeño muy errático de los mercados accionarios, estamos frente a una caída de casi 10 por ciento en la región, la devaluación de Argentina es un punto medular, en Brasil las amenazas inflacionarias y la desaceleración económica le han puesto límites al crecimiento de la renta variable, mientras que naciones como Perú, Colombia y Ecuador, están seriamente impactadas por la caída en las exportaciones hacia países como China, que por muchos años significaron una base de crecimiento muy destacada.

En América del Norte llama la atención el caso de México, con un descalabro de prácticamente 7 por ciento, aquí varios factores son de llamar la atención.

Por un lado las reformas estructurales aprobadas el año pasado fueron muy relevantes, tanto que se han constituido como el factor clave para que la semana anterior la agencia calificadora Moodys Investor Services elevara el grado y colocara a México en el nivel de las A, por primera ocasión en la historia.

Pero la implementación de las reformas son ahora el gran reto, éstas deben de pasar por un proceso de negociación quirúrgico, a riesgo de que se atoren las mismas reformas.

Adicionalmente, se ha creado una especie de incertidumbre en sectores clave como el de las telecomunicaciones, con una disputa en la que los inversionistas prefieren mantenerse al margen.

Por si el panorama no fuera complicado, en Estados Unidos no hay un desempeño mejor, por el contrario también existen pérdidas.

Se espera que para el segundo trimestre del año exista mayor definición en algunos de los factores que hoy provocan la trayectoria negativa del mercado, mientras tanto la volatilidad se mantendrá como etiqueta en los mercados de valores.