Mercados

Bolsas europeas
pierden impulso
tras reunión del BCE

El titular del Banco Central Europeo, Mario Draghi, afirmó que la entidad mantendrá sus perspectivas de un largo periodo de baja inflación en la zona euro y reiteró su disposición a mantener una política monetaria expansiva el tiempo que sea necesario.
Guadalupe Hernández
06 marzo 2014 11:21 Última actualización 06 marzo 2014 11:35
 [Bloomberg] El índice FTSEurofirst de las principales acciones europeas cerró con pérdida de 0.1%. 

[Bloomberg] El índice FTSEurofirst de las principales acciones europeas cerró con pérdida de 0.1%.

CIUDAD DE MÉXICO.- Las bolsas europeas perdían impulso este jueves al cierre de operaciones, ante la decepción de los inversionistas en el Banco Central Europeo (BCE) que decidió no tomar nuevas medidas para inyectar liquidez al sistema financiero regional.

El índice paneuropeo FTSEurofirst 300 de las principales acciones europeas revirtió los avances de las primeras horas y cerró extraoficialmente plano en las mil 344.11 unidades.

El índice Euro STOXX 50 de los valores líderes de la zona euro subió 0.22 por ciento, hasta las tres mil 142.97 unidades, después de tocar un máximo en la jornada de tres mil 158.15 unidades.



La bolsa de París terminó en alza y su principal indicador, el CAC-40, ganando 0.59 por ciento, para quedar en las cuatro mil 417.04 unidades.

En Fráncfort, el índice DAX se mantuvo plano al cierre de sesión, al colocarse en las 9 mil 542.87 unidades. En tanto que el índice FTSE-100 de la bolsa de Londres subía un 0.19 por ciento para quedar en las seis mil 788.49 unidades.

La bolsa española logró una alza del 0.87 por ciento, beneficiada por los máximos históricos registrados en Wall Street.

De su lado, la bolsa de Milán cerró en alza y su índice selectivo FTSE MIB subió 0.39 por ciento, hasta situarse en las 20 mil 838.05 unidades.

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, declaró más temprano que la entidad mantiene sus perspectivas de un largo periodo de baja inflación en la zona euro y reiteró su disposición a mantener una política monetaria expansiva el tiempo que sea necesario.

Esto impulsó al euro, lo que se vio reflejado en una caída del índice del dólar de 0.5 por ciento, mientras que la fortaleza previa de las acciones europeas se desvaneció.

Las declaraciones del presidente del BCE fueron posteriores al anuncio del organismo monetario de mantener su principal tasa de interés en el mínimo histórico del 0.25 por ciento.