Mercados

Bolsas europeas hilan séptima jornada en baja; preocupa crisis en Irak

Aviones militares estadounidenses atacaron hoy a la artillería del grupo insurgente Estado Islámico utilizada contra las fuerzas kurdas que defienden la ciudad de Arbil, cerca de donde se encontraba personal de Estados Unidos, informó un portavoz del Pentágono.
08 agosto 2014 8:23 Última actualización 08 agosto 2014 8:28
[Bloomberg] Dato de empleo estadounidense afecta a bolsas europeas. 

[Bloomberg] Dato de empleo estadounidense afecta a bolsas europeas.

En las operaciones de media sesión, la mayoría de las bolsas europeas cedían terreno e hilaban su séptima jornada con pérdidas, debido a que los inversionistas buscaban refugios seguros ante las crecientes tensiones geopolíticas después de que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, autorizara ataques aéreos en Irak.

Obama dijo el jueves que había autorizado ataques aéreos contra los combatientes del Estado Islámico en Irak para proteger al personal estadounidense e inició la entrega de ayuda humanitaria para evitar el genocidio de miembros de una minoría religiosa que huyeron de sus hogares.

El principal índice de la bolsa de Frankfurt, el DAX, caía un 0.12 por ciento, más temprano el indicador se ubicó por debajo de la barrera psicológica de los 9.000 puntos, en su nivel más bajo desde el 14 de marzo.


La bolsa de Londres y Milán perdían un 0.59 y 0.37 por ciento, en ese orden.

Por el contrario, el índice IBEX-35 de la bolsa española se recuperaba al mediodía de su peor racha bajista del año registrada al principio de operaciones. El índice subía un 0.51 por ciento tras una caída del 0.48 por ciento, minetras que la de París se recuperaba un 0.09 por ciento.

En el mercado de deuda de la Eurozona, los fondos de inversión se inclinaban por los de Francia y Alemania y en el mercado de divisas los inversionistas dirigían su atención al yen, al que ven como una divisa segura.

Las acciones del productor de petróleo Afren caían un 6.3 por ciento después de que la compañía dijera que había suspendido la producción en su campo petrolífero Barda Rash en Kurdistan, lo que constituye el primer cierre de un campo petrolífero ante el avance de los milicianos islamistas en el norte de Irak.