Mercados

Bolsas de México y Nueva York se recuperan de sus mínimos del día... otra vez

De forma similar a como ocurrió durante la sesión bursátil de media semana, los mercados reportaban fuertes caídas por la mañana, pero concluyeron con bajas menores e incluso ganancias, en una jornada dominada en buena medida por factores técnicos.
Felipe Sánchez
16 octubre 2014 15:44 Última actualización 16 octubre 2014 17:45
 [La BMV borró las ganancias del inicio del día / Bloomberg / Archivo] 

[La BMV borró las ganancias del inicio del día / Bloomberg / Archivo]

Se repite la historia: Por la mañana se presentaba otra jornada de números de rojo carmesí, sin embargo, poco a poco se fueron recuperando las cotizaciones, esto es, surgió compra en los mínimos del día, lo que provocó lecturas al cierre mixtas en Nueva York, y de baja moderada en México. Esto mismo ocurrió durante la sesión del miércoles, lo que indica un mercado nervioso, dominado por una buena dosis de especulación.

Al término de la jornada, la plaza mexicana reportó una disminución de 0.18 por ciento, al quedar en 42 mil 907.62 unidades, su nivel más bajo desde el 1 de julio de este año, en 3 meses y medio.

El volumen negociado fue de 295.0 millones de acciones y 190 mil 329 operaciones. El tono negativo se reflejó también en el balance de emisoras operadas, subieron 44, pero perdieron 57.

En la NYSE, el promedio S&P 500 apenas subió 0.01 por ciento a mil 862.76 puntos, pero su contraparte, el índice Dow Jones, disminuyó 0.15 por ciento a 16 mil 117.24 unidades. En la bolsa Nasdaq el saldo fue también de un incremento marginal, de 0.05 por ciento a 4 mil 217.39 puntos.

Los inversionistas siguen preocupados y nerviosos, enfocados en las señales de estancamiento económico en Europa. Incluso, los positivos datos de la economía del día en Estados Unidos no eran suficientes para calmar los ánimos. En especial hubo buenos números en la producción industrial y en la capacidad utilizada de las fábricas.

Un factor que pudo haber beneficiado fue el discurso de James Bullard, presidente de la Fed de San Luis, quien sugirió que pudiera ser necesario detener el programa tapering, ya que los números de inflación siguen débiles.