Mercados

Bolsas de Fráncfort y Londres se fusionan
para competir con EU

El acuerdo de fusión por 30 mil millones de dólares, dará a los accionistas de Deutsche Boerse un 54.4% y a los de London Stock Exchange Group Plc, un 45.6% de la nueva empresa que competirá mejor con rivales estadounidenses que entran a su territorio.
Reuters
16 marzo 2016 7:2 Última actualización 16 marzo 2016 13:21
[Bloomberg / Archivo] La bolsa de Frankfurt abrió con 8,385.48 

[Bloomberg / Archivo] La bolsa de Frankfurt abrió con 8,385.48

FRÁNKFURT/LONDRES.- Deutsche Boerse AG y London Stock Exchange Group Plc (LSE) finalmente llegaron a un acuerdo por 30 mil millones de dólares para fusionarse y crear una potencia de mercados europea que sea capaz de competir mejor con rivales estadounidenses que están entrando en su territorio.

Sin embargo el acuerdo, que marca un tercer intento por vincular a las bolsas de Fráncfort y Londres, podría provocar una guerra de pujas después de que el dueño de la Bolsa de Nueva York, Intercontinental Exchange, afirmó que podría realizar una oferta por el grupo británico.

Casi 16 años después de que Deutsche Boerse trató de adquirir por primera vez a LSE, las bolsas de Londres y Fráncfort dijeron el mes pasado que estaban discutiendo una fusión que contemplaba sólo acciones.

Hoy, confirmaron que la fusión dará a los accionistas de Deutsche Boerse un 54.4 por ciento y a los de LSE, un 45.6 por ciento de la nueva empresa.

En un comunicado conjunto, las bolsas intentaron presentar el acuerdo a sus inversores con el atractivo de posibles ahorros anuales de costos de 450 millones de euros (500 millones de dólares).

También prometieron a sus usuarios beneficios "sustanciales", aunque no entregaron cifras.

Y en un esfuerzo claro por convencer a los políticos europeos de los beneficios de una bolsa paneuropea dominante, el presidente ejecutivo de Deutsche Boerse, Carsten Kengeter, afirmó que permitiría a Europa fortalecer a sus mercados de capital.

Eso se parece a los planes de la Unión Europea de establecer una "Unión de Mercados de Capital" para fortalecer a los mercados financieros para competir mejor con Estados Unidos y Asia.

Pese a esos incentivos, el acuerdo enfrenta cuestionamientos sobre lo que sucederá si Gran Bretaña vota por salir de la Unión Europea en un referendo en junio y si los reguladores autorizan la creación de la bolsa combinada.