Mercados

Bolsas de Asia inician semana con ganancias; Tokio cerrado por feriado

Este lunes los mercados en Asia operaron con un margen acotado ante el feriado en Japón y a la expectativa de las reuniones de la Reserva Federal de Estados Unidos y del Banco de Japón que se realizarán el próximo martes y miércoles.
Reuters
19 septiembre 2016 2:30 Última actualización 19 septiembre 2016 7:23
Yen

(Bloomberg)

Las bolsas de Asia finalizaron operaciones con ganancias, a excepción del mercado de Sydney que registró una marginal pérdida de 0.06 por ciento.

Sydney vio entorpecida por problemas técnicos su operación este lunes, la segunda suspensión de este año luego de que en febrero pasado paró los intercambios por media hora.

La liquidez era escasa en momentos en que la bolsa de Tokio estaba cerrada por un feriado local y mientras que los inversores apuestan que la Reserva Federal de Estados Unidos se abstendrá de subir las tasas de interés esta semana.

Los inversores esperan la reunión del Comité de Mercado Abierto de la Fed del 20 al 21 de septiembre. Tras el reporte reciente de unos datos decepcionantes, los operadores sólo ven una probabilidad de 12 por ciento de una subida de las tasas esta semana.

El Banco de Japón también se reúne el miércoles y podría ir en la dirección opuesta al ampliar su alivio monetario, aunque los reportes contradictorios sobre sus planes han avivado la incertidumbre.

El índice dólar, que sigue el desempeño de la moneda estadounidense contra una canasta de seis divisas importantes, caía 0.3 por ciento a 95.845. Frente a la moneda japonesa, el dólar cedía a 102.04 yenes. El euro operaba justo por encima de un mínimo en 10 días a 1.1168 dólares.

Explosiones de bombas en la Ciudad de Nueva York y Nueva Jersey y un ataque con arma blanca en un centro comercial de Minnesota provocaron cierta cautela en los mercados.

Los precios del petróleo rebotaban por unos reportes de enfrentamientos en los puertos de Libia. El crudo Brent de Londres sumaba 79 centavos a 46.55 dólares por barril, y los futuros del petróleo en Estados Unidos añadían 81 centavos a 43.84 dólares por barril.