Mercados

BMV mantiene tendencia negativa tras anuncio del Banxico

La bolsa local permanece en terreno negativo por segundo día consecutivo, tras el anuncio del Banco Central de México que mantuvo su tasa de interés en el 7%, aunque prevalecía el escepticismo mundial sobre los recortes fiscales en Estados Unidos.
Redacción
09 noviembre 2017 9:17 Última actualización 09 noviembre 2017 13:26
bmv

bmv

CIUDAD DE MÉXICO.- La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) mantiene la tendencia bajista regsitrada previo al anuncio del Banco de México de mantener sin cambios su tasa de interés en el 7 por ciento, en una decisión que ya era descontada por el mercado.

Lo relevante del comunicado fue el señalamiento de que el balance de riesgos para la economía mexicana "se encuentra sesgado a la baja, principalmente debido a la incertidumbre asociada a la renegociación del TLCAN.

A las 13:20 hora local (1450 GMT), el referencial índice accionario S&P/BMV IPC retrocede 0.28 por ciento a 48 mil 709.64 puntos.

El mercado permanecerá a la expectativa en las próximas semanas de saber quien será el candidato que designe el presidente Enrique Peña Nieto, para ocupar el lugar de Agustín Carstens en el Banxico.

Wall Street, en tanto, opera en terreno negativo arrastrado por las acciones de bancos y empresas de tecnología, en medio de un creciente escepticismo sobre una reforma tributaria en Estados Unidos.

El promedio industrial Dow Jones caía 0.52 por ciento, a 23 mil 438.93 unidades, mientras que el índice S&P 500 perdía 0.55 por ciento, en las dos mil 580.01 unidades y el Nasdaq Composite cedía 0.82 por ciento, a seis mil 733.42 unidades.

Los indicadores se tambalearon y la volatilidad se disparó cuando los informes de Washington mostraron que los republicanos tendrán dificultades para aprobar recortes de impuestos, lo que plantea el fantasma de que el Congreso tendrá dificultades para cumplir el plazo del 8 de diciembre para financiar el gasto gubernamental.

Debido a que los mercados son cada vez más incapaces de contar con una asistencia de las palancas fiscales, los inversionistas se volvieron cautelosos hacia las implicaciones de una curva de rendimiento que continúa nivelándose.