Mercados

Bolsa mexicana, rehén de turbulencia internacional

La Bolsa Mexicana de Valores no fue ajena a la jornada de pérdidas en los mercados financieros globales, debido a nuevas noticias de enfriamiento de las economías en Asia y en Europa, lo que tiró los precios del crudo y las bolsas.
Felipe Sánchez
08 diciembre 2014 16:2 Última actualización 08 diciembre 2014 16:11
  [La BMV concluyó con un incremento de 0.17 por ciento. / Cuartoscuro]  

[La BMV concluyó con un incremento de 0.17 por ciento. / Cuartoscuro]

La Bolsa Mexicana de Valores no pudo evadirse del contexto internacional adverso, del menor dinamismo de la economía en Europa y en China, y de la recesión que prevalece en Japón.

Este comportamiento directamente tuvo que ver con una fuerte contracción en los precios del petróleo, todo lo cual conformó un escenario desfavorable para la Bolsa mexicana. Sin embargo, el mercado nacional se recuperó de sus mínimos del día, cuando retrocedía 1.12 por ciento, al concluir con una reducción de 0.67 por ciento, con el índice colocado en 42 mil 941.83 unidades. Cambiaron de manos 234.6 millones de acciones, por medio de 166 mil 934 operaciones.

Más que factores internos, lo que perjudicó a la plaza mexicana fue el entorno externo. Las noticias de la economía fueron más negativas de lo anticipado: en Japón, la recesión de la economía resultó más profunda de lo esperado, ya que la revisión del PIB del tercer trimestre fue peor de lo que se había calculado. En China, cayeron tanto las exportaciones como las importaciones durante noviembre, en ambos casos señales claras de un menor dinamismo de la economía. En Alemania, la producción industrial fue también inferior a lo previsto, con el agravante de un dato anterior revisado a la baja.

En consecuencia, la mayor parte de las bolsas del mundo concluyeron en números rojos. Pero, en el caso de México, se sumó el desplome en los precios del petróleo, no sólo por los malos datos, sino que también afecta ya un mercado nervioso y temeroso, generado por el propio derrumbe del mercado, por ejemplo, el crudo WTI se desplomó 4.3 por ciento.

Las acciones petroleras reportaron fuertes pérdidas en Wall Street, además de una caída de 3.84 por ciento en las acciones de McDonald’s, luego de un mal reporte de ventas mismas tiendas.

En la NYSE, el índice Dow Jones retrocedió 0.59 por ciento a 17 mil 852.48 unidades, mientras que el S&P 500 perdió 0.73 por ciento a 2 mil 060.31 puntos. En tanto, la bolsa Nasdaq se fue a la baja 0.84 por ciento a 4 mil 740.69 enteros.

Cabe señalar que en su peor momento la BMV sufría una caída de hasta 1.12 por ciento, pero en parte se recuperó luego el anuncio de la autoridad monetaria de su determinación de inyectar liquidez al mercado cambiario, lo que de inmediato tranquilizó al mercado de divisas, y en menor medida al mercado accionario.

De todas formas, el índice otra vez vulneró la barrera de los 43 mil puntos, manteniendo con ello la vigencia del ciclo bajista del mercado. El siguiente nivel donde en otras ocasiones ha salido compra se encuentra próximo, en 42 mil 500 puntos, punto de referencia de principios de junio pasado.