Mercados

Bolsa Mexicana amplía rebote por Fitch; Wall Street con cifras mixtas

Las ganancias en el IPC de la Bolsa Mexicana eran apuntaladas por el optimismo de los inversores se sumó la noticia de que la agencia Fitch mantuvo su nota de riesgo crediticio de México en "BBB", con panorama "estable".
Redacción
31 julio 2015 9:34 Última actualización 31 julio 2015 13:32
BMV

(Cuartoscuro)

Próximas al cierre, la Bolsa Mexicana y de Nueva Nueva York, en una jornada de cifras económicas mixtas y débiles reportes empresariales.

La plaza mexicana permanece atenta al desempeño de las plazas de Wall Street que opera mixta tras la publicación de cifras mixtas sobre costos laborales y la confianza del consumidor en Estados Unidos.

El crecimiento históricamente bajo de los salarios respaldó la percepción de que la Reserva Federal podría aplazar el momento de un alza de las tasas de interés.

En México, el índice de precios y cotizaciones subía 0.72 por ciento, a 44 mil 694 puntos, prolongando ganancias que inició más temprano en la semana después de caer el lunes hasta su menor nivel desde inicios de abril.

Las ganancias fueron apuntaladas por el optimismo de los inversores se sumó la noticia de que la agencia Fitch mantuvo su nota de riesgo crediticio de México en "BBB", con panorama "estable".


En Nueva York, las acciones muestran un comportamiento mixto porque los inversores se focalizaron en los débiles resultados trimestrales que presentaron petroleras como Exxon Mobil y Chevron y en la caída de los precios de las materias primas. 

El  Dow Jones cae 0.25 por ciento a 17 mil 698 unidades, mientras que el índice S&P 500 pierde 0.13 por ciento, para cotizarse en las 2 mil 106.01 unidades.

El Nasdaq, en tanto, sube 0.08 por ciento, en las 5 mil 133.11 unidades.

Las acciones Exxon Mobil caían un 3,30 por ciento, a 80,25 dólares, mientras que las de Chevron perdían un 3,82 por ciento, a 89,47 dólares, después de que ambas compañías reportaron una caída de sus utilidades por el descenso de los precios del petróleo.

Los positivos comentarios de la Reserva Federal sobre la economía fueron vistos por los inversores como una señal de que podría haber una subida de las tasas de interés en septiembre. Esto provocó un descenso de la cuota de acciones estadounidenses en las carteras globales.