Mercados

Bolsa de México en alza; peso se aprecia 0.15% frente al dólar

En un inicio de sesión con pocos referentes, el IPC, sigue el ascenso de los índices accionarios en Estados Unidos, de los cuales el Dow Jones avanza 0.75 por ciento, el Standard and Poor's sube 0.51 por ciento y el Nasdaq incrementa 0.48 por ciento.
Redacción
14 julio 2014 9:36 Última actualización 14 julio 2014 9:43
[La BMV no pudo mantener la tendencia matutina y cerró con pérdidas. / Cuartoscuro / Archivo]  

[La BMV no pudo mantener la tendencia matutina y cerró con pérdidas. / Cuartoscuro / Archivo]

CIUDAD DE MÉXICO.- La bolsa mexicana inició operaciones de este lunes con ganancias siguiendo la tendencia de sus pares internacionales, a la espera de indicadores económicos, reportes trimestrales y por el avance en la agenda de reformas económica en el país.

El índice líder de la bolsa, el IPC, que agrupa a las 35 acciones más negociadas, subía un 0.39 por ciento y se ubicaba en las 43 mil 652.15 unidades, apoyado por los avances de Grupo México, Grupo Financiero Banorte y Wal Mart de 0.44, 0.35 y 0.18 por ciento, de manera respectiva.

El IPC sigue el ascenso de los índices accionarios estadounidenses, de los cuales el Dow Jones avanza 0.75 por ciento, el Standard and Poor's sube 0.51 por ciento y el Nasdaq incrementa 0.48 por ciento.

En el mercado de divisas, el peso, se apreciaba frente al dólar, animado por la esperada promulgación de una reforma del sector de telecomunicaciones local, que allana el camino para una iniciativa similar en el clave sector energético.

La moneda local cotiza en 12,9754 por dólar, un avance del 0.14 por ciento, frente a los 12,996 pesos del precio referencial del viernes.

Los mercados estarán atentos a la comparecencia de la presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, ante el Comité del Senado sobre Banca, Vivienda y Asuntos Urbanos (el martes), así como al Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes (el miércoles).

Se espera que la titular del banco central estadounidense indique que mantendrá la postura altamente acomodaticia de la Reserva Federal por un periodo de tiempo prolongado, lo anterior a pesar de los recientes indicadores económicos positivos en Estados Unidos.