Mercados

Boeing cae 2.34%, su mayor caída intradía desde el 10 de abril

La ganancia neta de Boeing se elevó a mil 650 millones dólares, o 2.24 dólares por acción, en el segundo trimestre, frente a utilidades de mil 90 millones de dólares, o 1.41 por título, registradas en el mismo periodo del año anterior.
Guadalupe Hernández
23 julio 2014 10:51 Última actualización 23 julio 2014 15:57
 [Las entregas de Boeing superaron su pronóstico de hasta 645 unidades para el año y probablemente exceda a las de su rival Airbus Group NV./Cuartoscuro] 

[Las entregas de Boeing superaron su pronóstico de hasta 645 unidades para el año y probablemente exceda a las de su rival Airbus Group NV./Cuartoscuro]

Boeing Company encabezó las pérdidas entre las 30 acciones que cotizan en el índice Dow Jones, al cerrar operaciones de este miércoles en baja del 2.34 por ciento, a pesar del aumento del 52 por ciento en sus ganancias del segundo trimestre.

La acciónes de Boeing, que han subido un 21 por ciento en el último año, cayó un 2.34 por ciento a 126.71 dólares al termino de las operaciones en la bolsa de Nueva York, su mayor caída diaria desde el 10 de abril. El descenso fue el más grande entre las 30 empresas del Dow, y la segunda más grande en el Standard & Poors 500 Industrials Index.

En el inicio de operaciones los títulos del fabricante estadounidense llegó a retroceder hasta un 2.6 por ciento a 126.65 dólares, su mayor descenso intradía desde el 10 de marzo.

La firma aeronáutica, que depende de las naves comerciales para compensar la debilidad del negocio de defensa, enfrentará la primera causa civil en España por el accidente de Spanair, donde esperan conseguir que la empresa acepte que conocía el problema del avión MD-82 y no hizo nada por evitarlo, y que la justicia española fije las indemnizaciones en 56 millones de dólares, alrededor de 41.5 millones de euros, aplicando la legislación de Estados Unidos.

En una rueda de prensa que han ofrecido en nombre de las siete familias de víctimas de ese accidente que sustentan esta demanda en los Juzgados de Las Palmas de Gran Canaria, el letrado Iván de Miguel ha sostenido que en los seis años transcurridos desde el siniestro, Boeing se ha "escondido" detrás de las aseguradoras, algo que ya no podrá seguir haciendo, porque tendrá que "dar la cara y salir a primera línea".

De Miguel ha señalado que Boeing debe responder de los daños causados porque el avión MD-82 que se estrelló tenía un defecto de fabricación que conocía como fabricante, a raíz de la investigación del accidente de otro aparato del mismo modelo que se estrelló en Detroit (EU) en 1987, un fallo que nunca llegó a resolver.

Los demandantes sostienen que ese defecto persiste en los alrededor de 1.100 aviones de ese mismo modelo que siguen operativos, por lo que podría repetirse un accidente similar si se dieran las condiciones que ocurrieron en Detroit y Barajas.