Mercados

BMV y peso, de reversa por tensión geopolítica; Yellen, en segundo plano

La acusación de Ucrania a Rusia de invasión directa está pesando más en los mercados, que el discurso favorable para los mercados financieros de Janet Yellen. 
Redacción
22 agosto 2014 12:16 Última actualización 22 agosto 2014 12:18
[El Índice de Precios y Cotizaciones de la BMV se ubica en 39 mil 466.12 unidades. / Bloomberg] 

El Índice de Precios y Cotizaciones de la BMV opera en terreno negativo.

CIUDAD DE MÉXICO.--Los mercados financieros de México operan en terreno negativo a media jornada, más enfocados en los eventos de carácter geopolítico, que en el discurso "dovish" de Janet Yellen, presidenta de la Reserva Federal de Estados Unidos.

En la Bolsa de Valores de México, el índice de Precios y Cotizaciones (IPC) se mantiene en terreno negativo, pero sin poner en riesgo el soporte de los 45 mil empleos.

El índice líder IPC , que agrupa a las 35 acciones más negociadas, pierde 205.34 unidades, es decir, 0.45 por ciento, para operar en 45 mil 204.23 enteros, cerca de máximos de 18 meses.

En la sesión sobresalen los descensos de Pinfra, Peñoles, Ienova y América Móvil, con caídas de 2.07, 1.95, 1.39 y 1.01 por ciento, respectivamente.

Los títulos de Grupo México avanzan modestamente 0.26 por ciento para colocarse en 45.82 pesos, después de desplomarse 3.08 por ciento en la sesión previa, cuando la expectativa de una sanción importante, por el derrame de tóxicos en dos ríos de Sonora, impactó el valor de sus acciones.

En el mercado cambiario, el peso se cotiza en 13.1294 unidades por dólar, con un descenso leve del 0.17 por ciento.

En el corto plazo, se mantiene como un soporte psicológico en la barrera de 13 unidades, aunque el más importante se encuentra en 12.92 pesos, en el mercado de mayoreo.

Los mercados están más atentos a los informes de carácter geopólitico, después de que Rusia envió unilateralmente decenas de camiones de ayuda a los rebeldes en el este de Ucrania, alegando que se agotó su paciencia después de una semana de tácticas dilatorias por parte del gobierno ucraniano. El gobierno en Kiev, por su parte, calificó que el envío, sin su aprobación, constituye una "invasión directa".

En segundo plano, por ahora, ha quedado el discurso de Janet Yellen, quien echó por la borda la expectativa de un incremento de las tasas de interés antes de lo previsto, considerando que el mercado laboral sigue débil.