Mercados

BMV modera descenso; en NY, S&P 500 amplía caída y perfora los 2 mil puntos

En la BMV, el IPC se recupera de sus mínimos de un mes, recuperando el soporte de los 41 mil puntos, mientras que en Wall Street, el Standard & Poors 500 amplía su caída y perfora el sporte de las 2 mil unidades.
Efraín H. Mariano
14 enero 2015 9:11 Última actualización 14 enero 2015 12:48
[NYSE y la BMV suspendieron el día de hoy a Telecom Italia porque tiene pendiente la aclaración de información relevante para el mercado. / Cuartoscuro]  

El IPC de la BMV perfora los 4 mil puntos por primera ocasión desde el 16 de diciembre.

CIUDAD DE MÉXICO.--Las pizarras negativas se mantienen en los mercados de México y Nueva York.

Sin embargo, el IPC de la BMV se recupera de sus mínimos de 4 semanas y regresa a los 41 mil puntos.

El índice de Precios y Cotizaciones (IPC), que descendió a un mínimo intradía de 40 mil 925 puntos, su menor pizarra desde el 16 de diciembre de 2014, operaba hace unos minutos en 41 mil 244.48 unidades, con un descenso de 0.57 por ciento.

En la sesión sobresale el descenso de las acciones de Grupo México, Genoma Labb, ICHB, Cemex y Alsea, con descensos de 4.75, 4.15, 3.78, 3.44 y 2.1 por ciento, respectivamente.


En Wall Street, los principales indicadores accionarios aceleran sus caídas. El Standard & Poors 500, que retrocede por cuarta sesión consecutiva, cae 1.6 por ciento a mil 991.34 unidades, perforando la barrera de las dos mil unidades por primera ocasión desde el 16 de diciembre.

El promedio Dow Jones cae 1.88 por ciento a 17 mil 287.45 unidades, El Nasdaq Composite pierde 1.33 por ciento a cuatro mil 595.56 enteros.

En el mercado neoyorquino sobresale el descenso de los valores de J.P. Morgan y Wells Fargo & Co., después de presentar resultados trimestrales decepcionantes.

La inesperada caída de las ventas minoristas en Estados Unidos, junto con el sostenido desplome de los precios internacionales de petróleo, y ahora, el derrumbe de las cotizaciones de los metales industriales, como el cobre y aluminio, profundizan la aversión por el riesgo en los mercados accionarios.

Además, un recorte en el pronóstico del Banco Mundial para el crecimiento de la economía mundial en el 2015, aumenta las ventas en los mercados financieros.