Mercados

BMV pierde 0.51% y se acerca al piso de 45 mil puntos

Ante un clima de preocupación sobre el crecimiento económico global, el Índice de Precios y Cotizaciones registró una pérdida en el día de 0.51%, para ubicarse en un nivel de 45 mil 052.16 unidades, un comportamiento similar al de sus pares de Nueva York.
Abraham González
07 abril 2016 15:19 Última actualización 07 abril 2016 15:20
El IPC de la BMV cerrará el 2016 en 48 mil 500 puntos, lo que representa un potencial de subida de 20.5 por ciento sobre su nivel actual. (Cuartoscuro)

El IPC de la BMV cerrará el 2016 en 48 mil 500 puntos, lo que representa un potencial de subida de 20.5 por ciento sobre su nivel actual. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- Ante una ola de ventas a nivel internacional, el Índice de Precios y Cotizaciones cerró la sesión con un descenso de 0.51 por ciento, con lo que se ubicó en un nivel de 45 mil 052.16 unidades.

Aunque recuperó terreno hacia el cierre de la sesión, el principal indicador de la Bolsa Mexicana de Valores rompió el piso de 45 mil puntos durante el día, en medio de las renovadas preocupaciones sobre el crecimiento global.

Las empresas que tuvieron las caídas más pronunciadas de la sesión fueron Ohl México, con un retroceso de 3.17 por ciento; Grupo México, con 3.12 por ciento, y Grupo Financiero Santander México, con 2.64 por ciento.

En contraste, las emisoras que destacaron por sus movimientos al alza fueron Gentera, que ganó 3.27 por ciento; Promotora y Operadora de Infraestructura, que lo hizo con 2.95 por ciento, y Grupo Aeroportuario del sureste, con 2.53 por ciento.


En Nueva York, el ánimo fue más pesimista, pues el Dow Jones perdió 0.98 por ciento, mientras que el S&P 500 y el Nasdaq obtuvieron caídas de 1.20 y 1.47 por ciento.

En el mismo sentido que las minutas de la Reserva Federal, el Banco Central Europeo señaló los riesgos sobre el débil crecimiento económico global y cuestionó la efectividad de las herramientas de política monetaria utilizadas para hacerle frente.

Ante ello, la aversión al riesgo y la volatilidad se incrementaron, por lo que se registró un rally de activos considerados refugio, como bonos del Tesoro, el oro y el yen.