Mercados

BMV gana 0.88% y se acerca a nuevo récord

Ante la confianza de los inversionistas en un triunfo de Clinton en las elecciones de Estados Unidos, el Índice de Precios y Cotizaciones registró un alza de 0.88% y se acercó a nuevos máximos.
Abraham González
08 noviembre 2016 15:39 Última actualización 08 noviembre 2016 15:39
BMV

(Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- Ante un ambiente de confianza entre los inversionistas sobre un triunfo de Hillary Clinton en las elecciones presidenciales de Estados Unidos, el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) ligó su tercera ganancia, en esta ocasión de 0.88 por ciento, con la que se acercó a su nivel récord registrado en agosto.

Al término de la sesión, el principal indicador de la Bolsa Mexicana de Valores se posicionó en 48 mil 470.99 puntos, luego de acumular un rendimiento de 3.83 por ciento en las últimas tres sesiones.

Las emisoras que más ganaron durante la jornada fueron Ohl México, cuyos títulos repuntaron 5.43 por ciento; Grupo Carso, con 3.05 por ciento, y Banregio Grupo Financiero, con 2.93 por ciento.

En contraste, las de mayores caídas fueron Grupo Aeroportuario del Centro Norte, con un retroceso de 1.85 por ciento; Coca-Cola Femsa, con 0.91 por ciento, y Grupo Aeroportuario del Pacífico, con 0.85 por ciento.

Carlos González, estratega bursátil de Monex Grupo Financiero, dijo en una entrevista con El Financiero Bloomberg que el mercado accionario mexicano continuaría su rally y alcanzaría nuevos máximos históricos si Hillary Clinton se impone en las votaciones. En caso contrario, podrían esperarse fuertes pérdidas.

El optimismo del mercado mexicano estuvo ligado al comportamiento de los principales índices bursátiles de Nueva York. El promedio industrial Dow Jones registró una ganancia de 0.40 por ciento, mientras que el S&P 500 y el Nasdaq repuntaron 0.38 y 0.53 por ciento, respectivamente.

Con estos movimientos, los principales índices de Wall Street ligan su segunda ganancia, luego de haber perdido en nueve sesiones consecutivas, algo que no ocurría desde 1980.

De haber un ganador tras el cierre de la jornada electoral en Estados Unidos, las bolsas asiáticas serían las primeras en reaccionar, mientras que los efectos en el continente americano se podrán ver en el mercado de futuros y en la apertura de las operaciones del miércoles.