Mercados

Bitcoin es oro digital ¿pero comprarías un sándwich con él?

A pesar de la euforia por la moneda digital, tiempos de transacción lentos y la inercia están ayudando a evitar que se generalice su uso.
Justina Lee | Bloomberg
19 junio 2017 10:19 Última actualización 19 junio 2017 15:54
bitcoin

bitcoin (Especial)

Para la agencia de marketing digital Cooperatize aceptar bitcoin como forma de pago fue bastante fácil: lo único que el cofundador Roger Wu tuvo que hacer fue obtener una billetera digital.

Para promover la decisión en 2014, incluso escribió una nota de blog para Forbes en la cual explicó la decisión.

¿El número de transacciones que la firma con sede en Nueva York ha hecho desde entonces? Cero.

"Lo más importante es, ¿está la gente dispuesta a pagar en bitcoin?", dijo Wu. "La realidad es que la mayoría de nuestros clientes son otras empresas y otras empresas no usan bitcoin".

A pesar de que la euforia por bitcoin la semana pasada llegó a su punto álgido cuando el precio se disparó a casi 3 mil dólares, unos tiempos de transacción lentos y la inercia están ayudando a evitar que se generalice su uso.

Su adopción ha mermado, de acuerdo con Morgan Stanley -después de que una serie de compañías, desde Microsoft hasta Expedia, inicialmente anunciaran su uso- y sigue habiendo obstáculos cuando se trata de viabilidad a más largo plazo.

"Vemos pocos motivos para que los consumidores usen bitcoin en vez de una tarjeta de crédito/débito, dado que pagar en línea con bitcoin representa una forma de pago ligeramente más incómoda", escribieron analistas de Morgan Stanley en un informe de 33 páginas publicado el 13 de junio.

Los costes de procesamiento de bitcoin y otras monedas digitales probablemente aumenten, dijeron.

Time y Dell dijeron que han dejado de aceptar la criptomoneda, aduciendo su poco uso, según el fabricante de ordenadores.

Cuando el sistema de gestión de contenido de sitios web Wordpress dejó de aceptar bitcoin en 2015, el fundador Matt Mullenweg dijo que su uso era "sumamente pequeño", agregando que fue inicialmente incorporado por razones filosóficas, no comerciales.

"Es muy posible que, después de un tiempo, uno simplemente advierta que no vale la pena el coste de implementación de herramientas para aceptarlo y uno decide abandonarlo si ya la publicidad ha perdido efecto", dijo David Yermack, profesor de la Escuela de Negocios Stern de la Universidad de Nueva York, quien estudia bitcoin.

Sin embargo, hay una abundancia de pruebas de que el aumento de precios ha ayudado a elevar el uso de bitcoin, si bien desde una base baja.

El procesador de pagos BitPay dijo que ahora maneja cerca de 2 mil millones de dólares en transacciones por día, casi tres veces más que en abril de 2016. El volumen de Coinbase se ha duplicado desde el comienzo del año. Overstock.com, una tienda en línea a precios de descuento, dijo que ha estado operando cerca de 100 mil transacciones de bitcoin por semana, frente a 30 mil cuando incorporó el método de pago en 2014.

"Hay lo que podría llamarse un efecto de riqueza, de manera que al aumentar los precios la gente, contradictoriamente, se muestra más propensa a gastar bitcoin", dijo Justin O’Brien, gerente de producto de Coinbase en San Francisco, que se ha asociado con más de 46 mil empresas para el pago con bitcoin.

Sin embargo, un poco paradójicamente, está el asunto de si su condición de activo muy preciado es compatible con ser un método de pago estable.

La criptomoneda está avanzando más en mercados como Japón, que comenzó a reconocer las monedas digitales como forma de pago este año, y en Venezuela, donde el bolívar es casi inútil.

También es útil para las empresas que no pueden depender de la banca tradicional, como los vendedores de cannabis.

: