Mercados

BCE relajará la política monetaria si es necesario:
Constancio

El banco reiteró su intención de mantener, en junio, sus tasas de interés en 0.25 por ciento o incluso inferiores por un período prolongado de período de tiempo ya que la inflación seguirá contenida ante la debilidad económica.
Redacción
15 mayo 2014 10:43 Última actualización 15 mayo 2014 10:53
 [El organismo considera que el BCE debe tomar medias para despejar el peligro de la deflación./Bloomberg/Archivo]

[El organismo considera que el BCE debe tomar medias para despejar el peligro de la deflación./Bloomberg/Archivo]

BERLÍN.- El Banco Central Europeo (BCE) dijo hoy que "actuará con rapidez, si fuera necesario" y relajará más la política monetaria para afrontar los riesgos de un periodo de baja inflación demasiado prolongado, según se desprende del boletín mensual correspondiente al mes de mayo publicado este jueves.

En el reporte, el banco reitera “firmemente” su intención de mantener los tipos de interés en los niveles actuales o incluso inferiores por un período prolongado de tiempo ya que la inflación seguirá contenida ante la debilidad económica y la tenue creación de dinero y crédito.

Esta expectativa se basa en unas perspectivas de inflación en general contenidas, dada la debilidad generalizada de la economía, las bajas tasas de utilización de la capacidad productiva y la lenta creación de dinero y crédito.

El producto interior bruto (PIB) de la zona del euro creció un 0.2 por ciento en el primer trimestre respecto al anterior.

La tasa de inflación se situó en abril en el 0.7 por ciento, porcentaje muy alejado del objetivo del BCE, que es mantener las tasas de inflación en niveles inferiores, aunque próximos al 2 por ciento.

Hoy, el vicepresidente del BCE, Vítor Constancio, dijo en Berlín que la entidad está decidida a actuar rápidamente si es necesario y no descarta una relajación mayor de la política monetaria.

Constancio también afirmó que la entidad no ve señales de deflación en el conjunto de la zona del euro.

El consejo de gobierno del BCE "es unánime en su compromiso de utilizar también instrumentos no convencionales acordes con su mandato para afrontar eficazmente los riesgos de un período de baja inflación demasiado prolongado", añade el boletín.

"A principios de junio estarán disponibles nuevos datos y análisis relativos a las perspectivas de inflación y la disponibilidad de préstamos bancarios para el sector privado", según el BCE.

Analistas, consultados por el BCE han revisado a la baja sus pronósticos de inflación en la zona del euro para 2014, 2015 y 2016, lo que facilitará que la entidad actúe en junio.

Los expertos prevén ahora para 2014 una inflación del 0.9 por ciento, en comparación con el 1.1 por ciento pronosticado en la encuesta anterior, según el boletín.

Asimismo estiman una inflación del 1.3 por ciento para 2015 y del 1.5 por ciento para 2016, una décima y dos décimas menos respectivamente de lo que habían pronosticado en la encuesta conducida el primer trimestre.

( Con información de Europa Press y Reuters)