Mercados

BCE mantiene tasas; atención se mantiene en plan de estímulos de Draghi

El Banco Central Europeo mantuvo sus tasas en un nivel históricamente bajo; el foco de los mercados ahora está puesto en la conferencia de prensa de Mario Draghi, a fin de detectar señales sobre cuán cerca está de lanzar estímulos monetarios más agresivos.
Reuters
06 noviembre 2014 7:8 Última actualización 06 noviembre 2014 8:14
  [Bloomberg] El pronóstico del presidente del BCE sobre la debilidad económica, igual al del mes pasado. 

[Bloomberg] El pronóstico del presidente del BCE sobre la debilidad económica, igual al del mes pasado.

FRÁNCFORT.- El Banco Central Europeo dejó sin cambios sus tasas de interés referenciales, manteniéndolas en un nivel históricamente bajo luego de una reunión de política monetaria, mientras espera que las medidas de estímulo que empezó a aplicar en el verano boreal comiencen a surtir efecto en las economías de la zona euro.

El foco de los mercados está puesto ahora en la conferencia de prensa que ofrecerá el presidente del BCE, Mario Draghi, a fin de detectar señales sobre cuán cerca está el banco central de lanzar estímulos monetarios más agresivos, como un alivio cuantitativo.

Ha habido cierta disconformidad entre los miembros del consejo de gobierno en torno al estilo de liderazgo de Draghi y cualquier indicio sobre cuán sólido es el respaldo del presidente del BCE en el consejo será crucial para futuras decisiones de política monetaria.euro.

La decisión de mantener las tasas en mínimos era ampliamente esperada después de que el BCE las redujo en septiembre y luego de que Draghi afirmara que éstas habían llegado a su mínimo.

En la reunión del jueves, el BCE dijo además que mantendría su tasa de refinanciamiento en un 0.05 por ciento y la de depósitos a un día en -0.20 por ciento, lo que implica en la práctica que los bancos deben pagar por colocar el dinero en el banco central.

Reuters reportó el martes que los jefes de bancos centrales del bloque del euro planeaban desafiar a Draghi sobre una afirmación previa respecto a la meta de la hoja de balance del BCE, en referencia a cuánto dinero planea la entidad inyectar a la economía con su reciente iniciativa de estímulos.