Mercados

BCE mantiene política monetaria ultaexpansiva

En una decisión ya esperada por los mercados europeos, los inversores estarán a la espera de la conferencia del presidente del banco, Mario Draghi, quien podría reconocer la mejora de las perspectivas económicas del bloque en su presentación.
Agencias
27 abril 2017 7:35 Última actualización 27 abril 2017 7:42
BCE

(Bloomberg)

FRÁNCFORT.- El Banco Central Europeo mantuvo sin cambios su política monetaria ultraexpansiva porque la inflación sigue bajo de su meta por quinto año consecutivo, aun cuando el crecimiento económico de la zona euro vive su mejor momento desde la crisis financiera global.

Asimismo, decisió preveserva su sesgo a un alivio monetario adicional, dejando la puerta abierta a nuevas rebajas de tasas o un incremento en las compras de activos, en línea con las expectativas del mercado.

La decisión del jueves contrarió los llamados de Alemania, que ha pedido una reducción gradual del estímulo.

Los inversores esperaban la conferencia de prensa que tenía programada para las 1230 GMT el presidente del organismo, Mario Draghi, quien podría reconocer la mejora de las perspectivas económicas del bloque en su presentación.

Draghi podría respaldarse en el sólido impulso de la expansión, la mejora de la confianza económica a un máximo en 10 años este mes y la reducción del riesgo político tras la victoria de Emmanuel Macron, un centrista a favor del euro, en la primera ronda de las elecciones presidenciales de Francia.


No obstante, es probable que Draghi también sostenga que la inflación subyacente muestra pocas señales de recuperación, que el crecimiento de los salarios sigue flojo y que abundan las amenazas, por lo que sacar el pie del acelerador ahora podría revertir años de labor.

Pero el crecimiento económico cobra velocidad constantemente, la inflación está cómodamente arriba del 1 por ciento y el arsenal de políticas del BCE casi se agotó, todos factores que alimentan los pedidos de los funcionarios más conservadores para que la entidad comience a trazar la ruta de salida del estímulo.

El próximo paso del BCE, posiblemente en junio, podría incluir el abandono del sesgo hacia un mayor alivio monetario y cambiar los términos del comunicado regular de apertura de Draghi, para reflejar una mejora del panorama de la economía.