Mercados

BCE, listo para actuar
si Brexit impacta a mercados

La semana pasada, el titular del BCE, Mario Draghi afirmó que el banco estaba preparado para cualquier resultado del referendo del 23 de junio. El BCE ya está comprando 80 mil millones de euros en activos por mes, dejando las tasas de interés en un mínimo récord.
Reuters
10 junio 2016 11:5 Última actualización 10 junio 2016 11:19
Brexit

(Bloomberg)

Con la permanencia de Gran Bretaña en la Unión Europea pendiendo de un hilo, los inversores se han mostrado preocupados sobre el posible impacto en las monedas, bancos y sistemas financieros si el país vota por abandonar el bloque en un referendo del 23 de junio.

El miembro del Banco Central Europeo en Letonia, Ilmars Rimsevicsa, aseguró que la entidad utilizará todas sus herramientas, comenzando con su línea de swap de divisas con el Banco de Inglaterra, si Reino Unido vota a favor de salir de la Unión Europea y el resultado impacta a los mercados financieros.

"En este momento están a disposición del Banco Central Europeo todas las herramientas necesarias y, si es necesario usarlas, el Banco Central Europeo las usará", dijo Rimsevics, que participa del consejo de gobierno del BCE en una conferencia de prensa celebrada en Riga, Letonia.


La semana pasada, el presidente del BCE, Mario Draghi afirmó que el banco estaba preparado para cualquier resultado del referendo y que esperaba que Reino Unido continuará en la UE. Pero declinó elaborar sobre lo que los bancos han hecho para alistarse en caso de un llamado "Brexit".

El BCE ya está comprando 80 mil millones de euros en activos por mes, manteniendo las tasas de interés en un mínimo récord y dándole a los bancos préstamos con bajo interés para respaldar el crecimiento en la zona euro.

La entidad y el Banco de Inglaterra tienen líneas de swap desde hace años, lo que permite a bancos del país y cámaras de compensación otorgar préstamos en euros desde el Banco de Inglaterra y viceversa.

Estas herramientas de emergencia están diseñadas para momentos de estrés, cuando las firmas pueden tener problemas para recibir dinero de prestamistas privados, y Rimsevics dijo que podían ser usadas si la votación en Gran Bretaña sacude a los mercados de divisas.

"En particular si (el resultado del referendo) es negativo y hay algún tipo de necesidad, algún tipo de impacto, entonces, por supuesto, todas esas líneas estarán operativas", afirmó.