Mercados

BCE inyecta liquidez a bancos para impulsar economía en zona euro

El éxito del proyecto es importante para los 18 países de la zona euro, que enfrentan un desempleo récord y un crecimiento económico que se apaga.
Reuters
18 septiembre 2014 11:19 Última actualización 18 septiembre 2014 11:29
[Bloomberg] Si los riesgos continúan, se podría caer en una “colectivización de la deuda": BCE.  

[Bloomberg] Si los riesgos continúan, se podría caer en una “colectivización de la deuda": BCE.

FRANKFURT.- El Banco Central Europeo (BCE) realizó este jueves la primera inyección de liquidez a cuatro años al sistema financiero, activando la herramienta central de un nuevo paquete de estímulo que estableció para evitar una deflación de precios y revivir la alicaída economía de la zona euro.

La demanda de los 400 mil millones de euros en créditos baratos que puso el BCE a disposición fue baja pero los bancos tendrán una segunda oportunidad en diciembre para solicitar los fondos, que se otorgan bajo condición de que deben ser prestados a las empresas.

El lanzamiento del programa, con el que el BCE busca lograr que los reticentes bancos aumenten el crédito y alienten a la debilitada economía del bloque, registró operaciones en las que el organismo concedió 82 mil 600 millones de euros de esas líneas a 255 bancos.

El éxito del proyecto es importante para los 18 países de la zona euro, que enfrentan un desempleo récord y un crecimiento económico que se apaga.

Pero otras rondas anteriores de préstamos a tasas muy bajas por parte del BCE han hecho poco para impulsar el crédito a las empresas, y gran parte de los recursos, en cambio, fueron a parar a inversiones en deuda gubernamental. Los críticos del programa temen que ahora pase lo mismo.

Muchos bancos fueron reticentes a participar en la ronda de este jueves, posiblemente por temor de que pueda identificarlos involuntariamente como entidades en problemas justo a pocas semanas de que se anuncien los resultados de unos controles de salud financiera para el sector dirigidos por el BCE.

También genera expectativas por el programa de compras de deuda garantizada y podría alimentar especulaciones de que el BCE podría tener que comprar otros activos adicionales, como bonos gubernamentales.