Mercados

BCE dejará tasa de interés en 0.15% por un largo tiempo: Draghi

El presidente del BCE, Mario Draghi, reafirmó que, en vista del actual panorama para la inflación y de que la recuperación económica es dispareja en la zona euro, las tasas se mantendrán en su nivel actual.
Redacción​
07 agosto 2014 9:9 Última actualización 07 agosto 2014 9:27
[Draghi dijo también que la política monetaria "muy expansiva" se está traspasando a la economía de la zona euro./Bloomberg/Archivo]

[Draghi dijo también que la política monetaria "muy expansiva" se está traspasando a la economía de la zona euro./Bloomberg/Archivo]

El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, afirmó este jueves que las tasas de interés permanecerán en el actual nivel por un periodo extendido en vista del actual panorama para la inflación y de que la recuperación económica es dispareja en la zona euro.

Draghi, en una conferencia de prensa luego de que el banco dejara sin cambios su tasa referencial en mínimos históricos, afirmó que los riesgos que rodean al panorama económico del área del euro aún persisten, en particular debido a los crecientes factores geopolíticos y los acontecimientos en los mercados de las economías emergentes.

"Además, el consejo de gobierno (del BCE) es unánime en su compromiso de usar instrumentos no convencionales en el marco de su mandato en caso de ser necesario para afrontar riesgos de un periodo demasiado prolongado de inflación baja", sostuvo.


Previamente, el BCE dijo que su consejo de gobierno decidió dejar su principal tasa de interés sin cambios en un mínimo récord de 0.15 por ciento, tal como se esperaba.

Datos publicados esta semana mostraron que Italia, la tercera mayor economía de la zona euro, cayó nuevamente en una recesión, mientras que el Bundesbank, el banco central alemán, indicó que el motor económico del bloque, Alemania, se estancó en el segundo trimestre.

Draghi también dijo que el BCE estaba listo para embarcarse en un amplio programa de compras de activos si su panorama para la inflación a mediano plazo sufre cambios.

La inflación de la zona euro se desaceleró el mes pasado a apenas un 0.4 por ciento, su menor nivel desde el punto álgido de la crisis financiera en el 2009 y una lectura muy por debajo de la meta del BCE cercana al 2 por ciento.