Crudo Brent de Londres toca nivel de cierre más alto desde junio
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Crudo Brent de Londres toca nivel de cierre más alto desde junio

COMPARTIR

···

Crudo Brent de Londres toca nivel de cierre más alto desde junio

Los precios del crudo en Londres subían recuperaban el nivel de los 78 dólares, respaldados por los esfuerzos del gobierno de los Estados Unidos para restringir las ventas de petróleo iraní.

Redacción
11/09/2018
Actualización 11/09/2018 - 14:32

LONDRES.- Los precios del petróleo repuntaron este martes a su mayor nivel de cierre debido a que el huracán Florence amenazó a los mercados de gasolina de la costa este de Estados Unidos.

Al mismo tiempo, el mercado enfrentaba ya las sanciones que comenzaron a reducir las exportaciones petroleras iraníes, lo que ajusta la oferta global pese a los esfuerzos de Washington para que otros exportadores eleven su producción.

Washington ha dicho a sus aliados que reduzcan las importaciones de petróleo iraní y varios compradores asiáticos, incluyendo a Corea del Sur, Japón y la India, parecen estar cumpliendo con la petición.

En este contexto, el crudo Brent, que es más sensible a las interrupciones en el suministro mundial, cerró en alza del 2.18 por ciento, hasta los 79.06 dólares por barril, ligando tres días de alzas consecutivas y su mayor nivel de cierre má alto desde el 29 de junio en el mercado ICE de futuros de Londres.

Al otro lado del Continente, el barril del crudo WTI de referencia en la Bolsa Mercantil de Nueva York subió 2.53 por ciento, hasta los 68.47 dólares, cortando una racha de cuatro días de pérdidas consecutivas y registrando su mayor nivel desde el 2 de septiembre.

Los precios del crudo en Londres han sido respaldados por los esfuerzos del gobierno de los Estados Unidos para restringir las ventas de petróleo iraní, ya que reimpone las sanciones después de que el presidente Donald Trump abandonara un acuerdo nuclear con la República Islámica en mayo.

En Estados Unidos, el crudo se está acumulando en áreas clave de producción, ya que el auge de la producción de esquisto sobrepasa la capacidad de los ductos para transportarlo a refinerías y terminales de exportación.

Tanto los contratos negociados en Nueva York como en Londres se mantienen estables por la especulación de que el huracán Florence que se aproxima a la costa este de Estados Unidos interrumpiría los suministros y aumentaría los precios del combustible.

Si bien es probable que el huracán pierda las refinerías en las áreas de la Costa del Golfo y Filadelfia, podría afectar al Oleoducto Colonial, el principal conducto para mover gasolina y diesel desde Houston a Nueva York. Los conductores también pueden cargar combustible antes de la tormenta, lo que aumenta los precios a lo largo de la costa este.

En otras noticias del mercado, el secretario de Energía de Estados Unidos, Rick Perry, se reunió con su par saudí el lunes en Washington, en momentos en que la administración de Donald Trump alienta a grandes productores de crudo a mantener un alto nivel de bombeo. Perry se verá con el ministro de Energía ruso, Alexander Novak, el jueves en Moscú.

Rusia, Estados Unidos y Arabia Saudita son los tres mayores productores de petróleo del mundo y abastecen casi un tercio de los casi 100 millones de barriles por día (bpd) de consumo diario de crudo.

Novak dijo este martes que Rusia y un grupo de productores de Oriente Medio que dominan la Organización de Países Exportadores de Petróleo podrían firmar un nuevo acuerdo de cooperación a largo plazo a comienzos de diciembre, informó la agencia de noticias TASS. Novak no entregó más detalles.

Los productores de petróleo de Estados Unidos están buscando nuevos compradores del crudo que solían vender a China antes de que los pedidos se frenaran debido a la disputa comercial entre Washington y Pekín.

Los operadores esperan las cifras semanles de inventarios de crudo de Estados Unidos que publicará más tarde el Instituto Americano del Petróleo (API), seguido del recuento del gobierno de Estados Unidos el miércoles.

Probablemente los inventarios cayeron en 2 millones de barriles la semana pasada, según una encuesta de Bloomberg realizada por analistas. Los suministros en el centro de almacenamiento clave Cushing, Oklahoma, aumentaron en un estimado de 900 mil barriles la semana pasada, según un pronóstico de Bloomberg.

Con información de Reuters y Bloomberg.