Mercados

Petroprecios ligan tres semanas de ganancias

En una sesión de grandes altibajos, los precios del crudo cerraron operaciones en alza del 1.3% en ambos lados del Continente. El barril del WTI subió 8% y el Brent 4.6% en la semana del 18 al 22 de abril.
Redacción
22 abril 2016 9:37 Última actualización 22 abril 2016 15:2
[En el New York Mercantile Exchanage, el convenio del crudo WTI para entrega en febrero avanzó 24 centavos de dólar./Reuters]

[En el New York Mercantile Exchanage, el convenio del crudo WTI para entrega en febrero avanzó 24 centavos de dólar./Reuters]

Los precios del petróleo finalizaron en alza, con el crudo Brent tocando nuevamente los 45 dólares por barril, en medio de la renovada preocupación por el continuo exceso de oferta en los mercados.

Los futuros del crudo Brent para entrega en julio cerró en 45.11 dólares, 1.30 por ciento más que al término de la sesión anterior de 44.53 dólares por barril en el Intercontinental Exchange de futuros de Londres. En la semana, el contrato ganó 4.6%.

La negociación del Brent se selló hoy con un avance coincidiendo, además, con la visita del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, al Reino Unido, donde hoy expresó su apoyo a la permanencia de este país dentro de la Unión Europea de cara al próximo referendo británico del 23 de junio.

Por su parte, el crudo WTI de Estados Unidos, terminó con un ascenso de 1.3 por ciento y cerró en 43.73 dólares el barril, cerrando así tres semanas de ganancias y un acumulado de un 8 por ciento en los últimos cinco días.

Analistas atribuyeron los avances al fuerte consumo de gasolina en Estados Unidos y crecientes señales de un declive de la producción en todo el mundo, así como también cierres de yacimientos, apuntalaron este viernes el optimismo entre analistas e inversores, pese a un persistente exceso de suministro.

Sin embargo, analistas advirtieron que el mercado petrolero está lejos aún de equilibrar la oferta y la demanda.

Los mercados petroleros continúan sobreabastecidos en entre 1 y 2 millones de barriles de crudo por sobre la demanda, lo que ha dejado a los tanques de almacenamiento en todo el mundo llenos de combustible no vendido.

El precio del crudo se ha elevado más de dos tercios desde los mínimos de 2016 que tocó entre enero y febrero.