Mercados

Cierres mixtos en precios del crudo; WTI, cerca de perder nivel de 50 dólares

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) bajó 0.27 por ciento y cerró en 50.90 dólares el barril, después de una jornada marcada por la fortaleza del dólar frente a otras divisas como el euro.
Redacción
15 diciembre 2016 8:20 Última actualización 15 diciembre 2016 15:14
[Barclays redujo sus proyecciones para el precio del petróleo en 2014./ Bloomberg]  

[Barclays redujo sus proyecciones para el precio del petróleo en 2014./ Bloomberg]

Los futuros del petróleo concluyeron operaciones con tendencia mixta en una sesión de gran volatilidad generada por la fortaleza del dólar y las dudas sobre la eficacia que tendrá el pacto entre la OPEP y otros productores para limitar su producción de crudo.

El contrato del crudo Brent para entrega en febrero cerró en alza de 0.22 por ciento, para cotizarse en 54.02 dólares por barril, superando el cierre negativo del miércoles de 53.90 dólares.

Por el contrario, los futuros del WTI para enero, cayeron 0.27 por ciento, hasta los 50.90 dólares por barril.

El barril acumuló así su segundo día de pérdidas y perdió la barrera de los 51 dólares, tras conocerse este miércoles que las reservas de crudo en Estados Unidos bajaron la semana pasada más de lo esperado por los analistas.

El llamado "oro negro" se vio afectado también por la fortaleza que está exhibiendo el dólar en los últimos días frente al euro y otras divisas, lo que suele presionar a la baja los precios del petróleo y otras materias primas.

El índice dólar, en tanto, se mantiene en alza de 1.12 por ciento y alcanza un máximo de 14 años de 103.17 unidades. Un dólar más fuerte tiende a afectar la demanda por crudo porque encarece las compras de combustible para los tenedores de otras divisas.

Los contratos dividieron posiciones ante las dudas de que el recorte de 1.8 millones de barriles diarios pactado por la OPEP para el próximo año permita a los productores de gas de esquisto estadounidenses, entre otros, vuelvan a poner en marcha yacimientos que estaban parados por su baja rentabilidad.