Mercados

Banxico ve margen de maniobra en la tasa de interés

La brecha que se ha abierto desde 2015 con la tasa de la Fed le da al Banco Central margen de maniobra, en momentos en que ambas economías están en distinta posición, destacaron miembros de la Junta de Gobierno.
Redacción
23 febrero 2017 10:34 Última actualización 23 febrero 2017 10:34
¿Cuáles son las opciones de Banxico?

¿Cuáles son las opciones de Banxico?

El Banco de México ve margen de maniobra en el manejo de la política monetaria, gracias al diferencial que se ha abierto respecto a la tasa en Estados Unidos.

“Lo cual, teniendo en cuenta la diferente posición cíclica, económica y financiera de ambas economías ya ante posibles aumentos de tasas en ese país se tendrán más grados de libertad en la evaluación de las medidas que adopte la reserva federal”, destacó este jueves el Banco Central en las minutas de su más reciente reunión de política monetaria del 9 de febrero, cuando elevó la tasa en 50 puntos base, a 6.25 por ciento.

Para dicha alza influyó de gran manera el fuerte alza que tuvo la inflación a principios de año, impulsada por el incremento en los combustibles.

Desde diciembre de 2015, el Banxico ha elevado su tasa en 275 puntos base, mientras que la Fed lo ha hecho en 50 puntos base. La tasa actual de la Reserva Federal está en el rango de 0.50 – 0.75 por ciento.

La próxima reunión de la Fed es el 14-15 de marzo, y del Banco de México el 30 de marzo.

Las probabilidades implícitas para un alza de tasas del Banco Central estadounidense en marzo son del 34 por ciento, mientras que para junio suben a 60 por ciento, según datos de Bloomberg.

En tanto que las del Banxico son de 22 por ciento el próximo mes, y de 88 por ciento en junio.

A pesar de que varios miembros coincidieron en el mayor margen de maniobra, uno de los participantes en la reunión el Banxico señaló que en un contexto en el que no pareciera existir holgura en la economía, se han reducido dichos márgenes.

“Dicho miembro asimismo agregó que el mero hecho de que los choques a las condiciones monetarias de ambos países han ido en dirección opuesta, justificaría mayores alzas en las tasas de referencia de política monetaria en México que en los Estados Unidos”.

La decisión de elevar la tasa a 6.25 por ciento fue unánime.

“Hacia adelante, la Junta de Gobierno seguirá muy de cerca la evolución de todos los determinantes de la inflación y sus expectativas de mediano y largo plazo, en especial del traspaso potencial de las variaciones del tipo de cambio y de las cotizaciones de las gasolinas al resto de los precios, así como la posición monetaria relativa entre México y Estados Unidos y la evolución de la brecha del producto”.