Mercados

Banqueros, relegados en Davos por protagonismo de BCE y precios del crudo

La banca global sigue lidiando con las consecuencias de la crisis financiera, sus esfuerzos se ven ensombrecidos en el cónclave de este año en Davos por el petróleo, las nuevas amenazas del terrorismo y el plan del BCE de comenzar a comprar bonos públicos para reactivar la inflación.
Bloomberg
22 enero 2015 8:24 Última actualización 22 enero 2015 8:29
 [Empresarios, líderes sociales y representantes de la cultura se encuentran en Davos para participar en el Foro Económico Mundial. / Bloomberg] 

Las nuevas amenazas del terrorismo y el plan del Banco Central Europeo de comenzar a comprar bonos públicos para reactivar la inflación. (Bloomberg).

DAVOS.- En el transcurso de la última década, los banqueros fueron pasando de amos del universo a parias. Este año son una atracción secundaria pues quienes dominan el debate son los diseñadores de las políticas.

Si bien la banca global sigue lidiando todavía con las consecuencias de la crisis financiera y purgando su mala conducta pasada, sus laboriosos esfuerzos se ven ensombrecidos en el cónclave de este año en los Alpes suizos por el petróleo, las nuevas amenazas del terrorismo y el plan del Banco Central Europeo de comenzar a comprar bonos públicos para reactivar la inflación.

“Los hechos cambiaron”, dijo Philip Keevil, socio en la firma consultora Compass Partners de Nueva York. “Los delegados no se centrarán tanto en controlar a los bancos, ya que los cambios están en marcha. La caída del precio del petróleo, la posible deflación y el terror global serán mucho más actuales y estarán más presentes en las mentes. Los riesgos geopolíticos son grandes”.


El mundo cambió desde que ejecutivos, políticos e inversorres se reunieron en Davos, centro de esquí, el año pasado. Estados Unidos y la Unión Europea establecieron sanciones contra Rusia por el conflicto en Ucrania, Estado Islámico invadió franjas de Siria e Irak y los precios del petróleo crudo se desplomaron hasta su nivel más bajo en cinco años. Desde que comenzó 2015, los terroristas islamistas mataron a 17 personas en París, lo cual aumentó las preocupaciones relativas a la seguridad en toda Europa, mientras que las elecciones griegas de este fin de semana corren el riesgo de volver a encender la crisis del euro.

Los banqueros en Davos dijeron que están allí para pensar qué buscar a partir de ahora. “El riesgo macro es claramente un factor mucho más importante ahora y por consiguiente habrá focos de volatilidad”, dijo Christian Meissner, responsable de banca corporativa y de inversión global en Bank of America Corp.

RIESGO POLÍTICO 


En una reunión de la banca, panelistas entre los que se contaba Anshu Jain, que comparte el cargo de máximo responsable ejecutivo en Deutsche Bank AG, discutieron cómo se ha adaptado el sector a las normas más estrictas y a la perspectiva de futuras crisis.

“Lo que me preocupa en Europa es ciertamente el riesgo político”, dijo Jain, de 52 años. “Tenemos las elecciones griegas el domingo, tenemos las próximas elecciones españolas, me atrevo a decir que tenemos las futuras elecciones en el Reino Unido, con resultados y consecuencias inciertas. Para mí, realmente, el nexo entre los resultados políticos, la regulación y las finanzas es muy, muy firme”.

Las acciones implementadas por los bancos centrales más poderosos del mundo también generaron ansiedad entre los ejecutivos de las finanzas. Bancos, agencias de corretaje y fondos de cobertura todavía están calculando sus pérdidas después de que el Banco Nacional Suizo sacudió los mercados la semana pasada abandonando su techo para el franco contra el euro. El BCE está a punto de embarcarse en compras de deuda soberana, en tanto la Reserva Federal estadounidense puede llegar a elevar las tasas de interés este año.