Banco de Inglaterra sugiere alza de tasas en reunión de junio
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Banco de Inglaterra sugiere alza de tasas en reunión de junio

COMPARTIR

···

Banco de Inglaterra sugiere alza de tasas en reunión de junio

Los funcionarios del banco decidieron mantener la tasa de interés clave en 0.5% luego de una caída del primer trimestre de la economía de la zona euro.

Redacción
10/05/2018

LONDRES.- El Banco de Inglaterra mantuvo este jueves sin cambios sus tasas de interés y dijo que el débil crecimiento al comienzo del 2018 probablemente sería sólo temporal, pero que desea ver un repunte de la actividad británica en los próximos meses antes de elevar los costos de endeudamiento.

Un fuerte contraste con las amplias expectativas de un alza de tasas de hace unas semanas, el BoE (por sus siglas en inglés) dijo que sus nueve miembros del comité de política monetaria votaron por 7 a favor y 2 en contra por dejar el tipo de referencia en 0.5 por ciento.

La decisión del banco central británico estuvo en línea con las últimas previsiones de un sondeo de Reuters entre economistas.

Al respecto, el gobernador del banco central Mark Carney dijo que el Banco de Inglaterra aún tiene la intención de aplicar un ajuste "modesto" luego de que una inesperada desaceleración económica descarrilara un alza de las tasas de interés que los inversionistas habían anticipado tan pronto como este mes.

Carney hizo las declaraciones luego de que los funcionarios mantuvieron la tasa de interés clave luego de una caída del primer trimestre, y dijo que la inflación se debilitará más rápido de lo que se había anticipado.

"Creemos que el ímpetu en la economía se va a reafirmar", dijo a los periodistas en Londres. "El Comité de Política Monetaria considera que un ajuste moderado y continuo de la política monetaria durante el período de pronóstico será apropiado para devolver la inflación de manera sostenible a su objetivo".

Los mercados de dinero ahora muestran la probabilidad de un aumento de agosto en los costos de endeudamiento de solo un 50 por ciento, y un aumento hacia fines de año, previamente con un precio completo, de alrededor del 85 por ciento.

La decisión finaliza una montaña rusa para los inversores que esperaban un aumento hasta hace unas pocas semanas, cuando los datos revelaron un estancamiento cercano en el crecimiento económico y una inflación más lenta de lo esperado. Mientras que el BOE mantiene viva la perspectiva de una política más restrictiva, su declaración sugiere un ritmo suave.

En la conferencia de prensa posterior a la decisión, Carney se vio obligado a defender consistentemente la estrategia de comunicación del BOE desde la reunión de febrero.

Al explicar la decisión de mantenerse firmes, la mayoría del MPC notó los números débiles recientes. Dijeron que "los costos de esperar información adicional probablemente sean modestos, dada la necesidad de un ajuste limitado durante el período de pronóstico".

Con información de Reuters y Bloomberg.