Mercados

Banco de Inglaterra podría subir tasas de interés en 2015: Marc Carney

La mayoría de los economistas no prevé que el banco eleve sus tasas de interés antes de febrero, pese al hecho de que dos de los nueve consejeros del banco central inglés votaron por un alza de tasas en agosto.
Reuters
09 septiembre 2014 13:36 Última actualización 09 septiembre 2014 13:45
[Bloomberg] El BoE ha mantenido sin cambios las tasas de interés desde marzo de 2009. 

[Bloomberg] El BoE ha mantenido sin cambios las tasas de interés desde marzo de 2009.

LONDRES.- Mark Carney, gobernador del banco central de Gran Bretaña, abrió la posibilidad de subir sus tasas de interés durante la próxima primavera boreal, aunque el mercado laboral aún está en proceso de recuperación tras la crisis financiera.

En un discurso ante representantes de sindicatos, Carney explicó que el crecimiento de los salarios en Gran Bretaña había sido muy débil, pues cayeron en la comparación interanual en la última lectura.

Sin embargo, eso reflejó un aumento de la cantidad de gente que busca trabajo en el país y hay señales de que los salarios podrían aumentar modestamente en los próximos meses, sostuvo.

"Como ya se han cumplido muchas de las condiciones para que la economía se normalice, también se está acercando el punto en que las tasas de interés comiencen a normalizarse", comentó Carney.

"Sin embargo, no tenemos un curso preestablecido; el momento (del alza de tasas) dependerá de los datos (económicos)", agregó en el discurso, donde reiteró en gran parte sus comentarios previos sobre el panorama de la política monetaria.

La mayoría de los economistas no prevé que el Banco de Inglaterra eleve las tasas de interés antes de febrero, pese al hecho de que dos de los nueve consejeros del banco central inglés votaron por un alza de tasas en agosto.

Carney reiteró la visión de los consejeros del banco de que la cantidad de capacidad ociosa en el mercado laboral es equivalente a cerca de un 1 por ciento de la producción económica de Gran Bretaña.

"En otras palabras, aún hay capacidad ociosa en el mercado laboral que debe ser usada", declaró Carney, y agregó que es improbable que recientes mejoras en las estimaciones del crecimiento económico británico cambien sustancialmente esa visión.

Carney también dijo que el Banco de Inglaterra no permitirá que aumenten los riesgos inflacionarios.

“Además, reiteró el mensaje del banco central británico de que cuando llegue el momento de subir las tasas de interés, éstas subirán sólo gradualmente y probablemente a un nivel menor al promedio existente antes de la crisis financiera.