Mercados

Banco de Inglaterra mantiene tasa de interés intacta por séptimo año

Por el contrario, el banco recortó sus proyecciones de crecimiento económico para este año, argumentando los profundos declives de los precios del crudo y de las acciones.La economía de Reino Unido se expandirá 2.2% este año y 2.3% en el 2017.
Agencias
04 febrero 2016 7:59 Última actualización 04 febrero 2016 8:7
libra esterlina (bloomberg)

El bono centenario que colocó México en el mercado londinense tuvo una demanda de 2.5 veces. (Bloomberg)

LONDRES.- Por séptimo año consecutivo, el Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra (BoE) decidió por unanimidad mantener sin cambios los tipos de interés en 0.50 por ciento, así como el alcance de su plan de compra de activos, que asciende a 375 mil millones de libras – 493 mil 241 millones de euros --.

De este modo, el instituto emisor británico mantiene estables los tipos de interés de la libra esterlina desde el 5 de marzo de 2009, fecha en la que también estableció un programa de compra de activos mediante la emisión de reservas, que ha sido ampliado sucesivamente hasta alcanzar su actual volumen en julio de 2012.

Así, el banco inglés cumplió con las previsiones que apostaban por un mantenimiento de los tipos en su mínimo histórico y que no prevén un cambio de tendencia hasta al menos la segunda mitad de 2016.


Sin embargo, dijo que es probable que las tasas de interés suban se manera gradual en los próximos tres años, pero no pareció apresurado por seguir la senda de la Reserva Federal de Estados Unidos, que elevó los costos de endeudamiento en diciembre, justo antes de que comenzaran las recientes turbulencias de los mercados globales.

La economía de Reino Unido experimentó en el cuarto trimestre del año una expansión del 0.5 por ciento, una décima más que en el tercer trimestre, mientras que la tasa interanual de inflación se situó en el 0.2 por ciento en diciembre, frente al 0.1 por ciento de noviembre.

Por otra parte, el banco recortó sus proyecciones de crecimiento económico, argumentando que los profundos declives de los precios del crudo y de las acciones, que se suman a los riesgos significativos en las economías emergentes, pesaron en el panorama internacional, aunque la fuerte demanda doméstica debería ayudar a que el crecimiento de Gran Bretaña siga cerca de su promedio en el largo plazo.

"El crecimiento global se ha desacelerado más en los últimos tres meses, ya que las economías emergentes han continuado ralentizándose y la economía de Estados Unidos se ha expandido menos de lo previsto", dijo el Banco de Inglaterra en su reporte de estimaciones trimestrales.

El Banco de Inglaterra proyectó el jueves que la economía de Reino Unido se expandirá 2.2 por ciento este año y 2.3 por ciento en el 2017, recortando la estimación previa de una expansión de 2.5 por ciento y 2.6 por ciento, respectivamente, publicada en noviembre.

La tasa de inflación se mantendría bajo el 1 por ciento durante el 2016 -por más tiempo de lo anticipado previamente- pero más tarde se espera una aceleración hasta apenas por debajo del 2 por ciento, dentro de dos años, una estimación similar al último reporte de noviembre.