Mercados

Banco de Inglaterra mantiene tasa de interés en mínimo récord de 0.5%

La posibilidad de que el banco inglés mantenga sus tasas en el mismo nivel durante el 2015 creció después que el Reino Unido reportó que el crecimiento económico se ralentizó a 0.3% en el primer trimestre del año.
Reuters
04 junio 2015 8:5 Última actualización 04 junio 2015 8:15
Índice FTSE de Inglaterra

Índice FTSE de Inglaterra. (Bloomberg)

LONDRES.- El Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra voto por unanimidad por mantener su tasa de interés de referencia en un mínimo récord de 0.5 por ciento, mientras evalúa cuán rápido se recupera la economía británica de una desaceleración sorpresivamente fuerte registrada a inicios del año.

Los inversores no esperan que el Banco de Inglaterra suba sus tasas hasta el 2016 -siete años después de aplicar un fuerte recorte para ayudar a Reino Unido a sobrellevar la crisis financiera-, en gran parte porque el desplome de los precios del petróleo llevó la tasa de inflación del país por debajo de cero en abril.

La posibilidad de que el banco inglés mantenga sus tasas en el mismo nivel durante el 2015 creció aún más cuando Reino Unido reportó que el crecimiento económico se ralentizó a 0.3 por ciento en los primeros tres meses del año.

Un informe divulgado el miércoles, cuando el banco central británico inició su reunión de dos días, mostró que el gigantesco sector de servicios de Reino Unido se desaceleró fuertemente en mayo, lo que sugiere que la recuperación tras el débil primer trimestre podría ser más lenta de lo pensado.

El banco central no emitió un comunicado tras el anuncio de su decisión.

Las minutas de la reunión serán publicadas dentro de dos semanas.

La Reserva Federal de Estados Unidos tiene previsto empezar a subir los costos de endeudamiento este año, seguida por el Banco de Inglaterra. En tanto, el Banco Central Europeo se encuentra recién en las etapas iniciales de un gigantesco programa de estímulo monetario destinado a revivir la economía de la zona euro.

El mes pasado, el Banco de Inglaterra recortó sus previsiones para el crecimiento de la economía británica en los próximos tres años.

El gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, dijo que era "posible" que las tasas de interés se incrementen dentro de un año, tal como lo esperan los mercados, aunque el banco central no subirá los tipos demasiado pronto si con ello se arriesga a generar una desaceleración de la economía.