Mercados

Banco de Inglaterra mantiene tasa de interés en 0.5%; reitera estimado de inflación

El banco central aseguró que no actuaría en línea con la prevista alza de tasas de interés de la Reserva Federal en Estados Unidos la semana próxima, y subrayó que no existe una "relación mecánica" con el enfoque de su par norteamericano.
Agencias
10 diciembre 2015 8:37 Última actualización 10 diciembre 2015 8:47
Banderas europa

(Bloomberg)

LONDRES.- El Banco de Inglaterra (BoE, por sus siglas en inglés), decidió mantener sus tasas de interés en un mínimo de 0.5 por ciento y reiteró su estimación respecto a que la inflación general de Gran Bretaña se mantenga por debajo del 1 por ciento hasta el segundo semestre de 2016, tomando en cuenta un nuevo declive en los precios globales del crudo y el débil aumento en los salarios del país.

El banco central británico indicó que no actuaría en línea con la prevista alza de tasas de interés de la Reserva Federal estadounidense la semana próxima, y subrayó que no existe una "relación mecánica" con el enfoque de su par norteamericano.

En general, la retórica del comunicado del organismo divulgado este jueves sugiere que se encuentra al menos a cinco meses de cualquier decisión de empezar a retirar los estímulos económicos en el Reino Unido, una política basada en tasas de interés bajas.


La libra esterlina se debilitaba contra el dólar estadounidense y el euro tras la decisión del Banco de Inglaterra, mientras que los precios de los bonos soberanos británicos subían.

El BoE dijo también que prevé que los recortes menores en el gasto fiscal que anunció el mes pasado el ministro de Finanzas, George Osborne, impulsen el crecimiento en 2016.

El gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, y otros miembros del Comité de Política Monetaria del organismo dijeron que entre los "eventos relevantes" en el mes desde su reunión anterior podía destacarse que el precio del petróleo había "caído marcadamente de nuevo", lo que aumentaba la posibilidad de que la inflación siga baja.

También destacaron una nivelación a la baja en el aumento de los sueldos en Gran Bretaña, un factor central para las deliberaciones del banco sobre el momento en el que deben subir las tasas de interés.

"Pese a que existe un menor desempleo, el crecimiento del pago nominal parece haberse estabilizado recientemente", dijeron las autoridades monetarias.