Mercados

Banco de Inglaterra está preparado para dar apoyo extra a la libra: Mark Carney

El gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, aseguró que la entidad financiera ha llevado a cabo una planificación amplia de contingencia para la libra esterlina y está trabajando en estrecha colaboración con el Ministerio de Hacienda, otras autoridades nacionales y bancos centrales extranjeros.
Agencias
24 junio 2016 8:57 Última actualización 24 junio 2016 9:9
Big ben reino unido. (Bloomberg)

[Bloomberg / Archivo] El yen, euro, dólar canadiense, libra y dólar australiano se vuelven altamente volátiles; las divisas latinoamericanas se desploman.

El Banco de Inglaterra aseguró este viernes que tomará todas las medidas necesarias para proteger a la economía de Reino Unido tras la decisión de sus ciudadanos de abandonar la Unión Europea, que generó una turbulencia inmediata en los mercados financieros.

"El Banco de Inglaterra está vigilando de cerca los acontecimientos", dijo la entidad en un comunicado, después de que la victoria del Brexit en el referendo provocó una caída de 10 por ciento en el valor de la libra esterlina y un hundimiento del rendimiento de los bonos soberanos hasta un nuevo mínimo.

"Ha llevado a cabo una planificación amplia de contingencia y está trabajando en estrecha colaboración con el Ministerio de Hacienda, otras autoridades nacionales y bancos centrales extranjeros", agregó.

El Banco de Inglaterra (BOE, por sus siglas en inglés) había dicho antes que la decisión de salir de la UE -que compra casi la mitad de las exportaciones británicas- podría significar un revés material a la economía. Pero también podría hacer subir la inflación por el impacto sobre la libra, complicando cualquier decisión de recortar las tasas de interés.


Los futuros de las tasas de interés estimaban que hay una gran posibilidad de un recorte a fines de año, una expectativa que analistas esperaban también que fuera compartida por los mercados de deuda.

La economía ya se estaba desacelerando según se acercaba el referendo y el gobernador del BOE, Mark Carney, dijo en mayo que podría sufrir una recesión técnica -una contracción en dos trimestres consecutivos- si ganaba la opción de irse de la UE.

Carney afirmó a principios de año que un triunfo del Brexit pondría también a prueba la "bondad de los extranjeros" que financian el gran déficit de cuenta corriente del país.

El gobernador tenía previsto someterse a una ronda de entrevistas con varios canales de televisión durante el viernes.