Mercados

Ataque a refinería en Irak eleva precios del petróleo

Los insurgentes suníes lanzaron hoy un ataque contra la refinería de Beiji, en la provincia de Saladino y la principal del país, donde prosiguen los combates con las fuerzas de seguridad apostadas en el lugar.
18 junio 2014 9:2 Última actualización 18 junio 2014 9:9
petróleo

(Bloomberg)

El recrudecimiento en el conflicto bélico en Irak continúa marcando la tendencia en los mercados, sobre todo el de las materias primas que hoy suben, después que militantes sunaíes se abrieron paso por medio de las armas a la mayor refinería de petróleo en el país, en lo que se está convirtiendo rápidamente en una guerra sectaria que traspasa las fronteras dentro de Oriente Medio.

Las milicias yihadistas ya han paralizado las obras del oleoducto que conecta Kirkuk, en Irak, y Ceyhan, en Turquía.

El barril de crudo Brent en el mercado electrónico Intercontinental Petroleum Exchange (ICE) para entrega en agosto muestra una ganancia del 0.11 por ciento a 113.58 dólares, respecto al cierre previo de 113.45 dólares.


La semana pasada el crudo Brent superó los 114 dólares, lo que amenaza con encarecer los carburantes en plena operación de verano de tráfico. Este es su nivel más alto de los últimos nueve meses.

En tanto que el precio del petróleo West Texas Intermediate(WTI) para entrega en agosto sube también un 0.32 por ciento y se cotizaba en 106.99 dólares en las primeras operaciones de este miércoles en la bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex).

La semana pasada el WTI se ubicó en los 107 dólares, un nivel máximo desde el pasado septiembre.

Por su parte, la canasta de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) se cotizó el martes en 108.8 dólares.

Los insurgentes suníes lanzaron hoy un ataque contra la refinería de Beiji, en la provincia de Saladino y la principal del país, donde prosiguen los combates con las fuerzas de seguridad apostadas en el lugar. Una fuente policial explicó que las fuerzas gubernamentales lograron repeler el primer ataque, pero que si no llegan refuerzos es probable que los insurgentes se hagan con el control de la refinería.

El temor de los inversores es que el conflicto corte el suministro de petróleo desde el país. Irak es el segundo productor de la OPEP y, según cálculos de Bloomberg del pasado mayo, extrae 3.3 millones de barriles diarios, de los que 2.58 millones se destinan a la exportación.