Mercados

Así es como se obtienen ganancias de una acción que va a la baja

Las ventas en corto son una oportunidad para invertir independientemente de que el mercado este subiendo o bajando. Aquí te decimos cómo funciona y sus beneficios.
xtb
23 septiembre 2016 19:46 Última actualización 27 septiembre 2016 13:12
Etiquetas
dolar foto

(Especial)

Veamos cómo funciona: la inversión tradicional en acciones se basa en comprar hoy un título y venderlo en el futuro a un precio superior. La venta en corto se trata de la operación inversa, vendemos hoy un título y lo compramos en un futuro a un precio más bajo.

Las ventas en corto es una estrategia muy común entre inversores que lo que quieren es no dejar de generar beneficios independientemente de que el mercado este subiendo o bajando.

Técnicamente el procedimiento se basa en pedir prestada una acción (normalmente a grandes bancos o fondos de inversión que tienen la obligación de tener esas acciones en cartera estén subiendo o bajando), venderla en el mercado y recomprarla más barata para devolvérsela al dueño original, generando como beneficio la diferencia entre el precio de venta y compra.

Veámoslo con un ejemplo: imaginemos que los resultados de una compañía, por ejemplo, Netflix, empiezan a empeorar y no se espera una mejora de los mismos, ¿Cómo podemos proceder? Podríamos estar vendiendo en corto Netflix a un precio de 100 dólares con expectativas de comprarlas en un futuro a 80 dólares, generando un beneficio de 20 dólares por acción.

Los CFDs sobre acciones, y otros derivados, nos permiten de una forma automática operar en corto las principales acciones del mundo, aprovechándonos de los diferentes entornos del mercado. Hoy en día cualquier inversor particular dispone de las herramientas que hasta hace relativamente poco tiempo estaban solo al alcance de inversores institucionales.