Mercados

Argentina abre camino a la venta de bonos basura

El regreso del país Argentina a los mercados mundiales de capitales por primera vez desde su impago de 2001, llevó a la emisión de bonos de alto rendimiento en los mercados emergentes a subir a 18 mil millones de dólares esta semana.
Bloomberg
20 abril 2016 9:57 Última actualización 20 abril 2016 10:25
argentina

(Bloomberg)

La exitosa venta de 16 mil 500 millones de dólares en bonos que llevó a cabo el gobierno de Argentina en la sesión previa, está abriendo las puertas para los emisores de títulos con calificación de basura en los países en desarrollo.

El regreso del país latinoamericano a los mercados mundiales de capitales por primera vez desde su impago de 2001, llevó la emisión de alto rendimiento de los mercados emergentes a subir a 18 mil millones de dólares esta semana. Esta cifra supera el total de las once semanas anteriores, y los gerentes de cartera de Aviva Investors a Bluebay Asset Management pronosticaron que la avalancha aún no ha terminado.

Los deudores de grado especulativo de los países en desarrollo aprovechaban que los rendimientos están en su nivel nivel más bajo en tres años, en tanto las políticas acomodaticias de los bancos centrales fomentan la inclinación al riesgo, creando lo que Goldman Sachs Group Inc. denominó las mejores condiciones de financiamiento para los mercados emergentes desde 2012.

Líbano, el país árabe más endeudado, captó mil 000 millones de dólares el martes y Georgian Oil & Gas Corp. JSC vendió 250 millones de dólares en bonos a cinco años mientras que Mol Nyrt de Hungría preparaba su primera venta de eurobonos desde 2012.

“La magnitud de la colocación en Argentina sin duda alertará a los emisores sobre lo que parece ser una profunda demanda subyacente de activos de alto rendimiento”, afirmó Aaron Grehan, administrador de fondos de Londres que colabora en la gestión de 4 mil 500 millones de dólares en deuda de mercados emergentes. “Como emisor hay un atractivo evidente en llegar en el momento actual”.

Argentina, que fue excluida de los mercados mundiales de capital desde hacía quince años debido a disputas legales con los acreedores, pudo reducir las colocaciones iniciales respecto de la deuda a diez años en 50 puntos básicos a 7.5 por ciento. Los inversores colocaron ofertas por casi 69 mil millones, de acuerdo con las cifras del Ministerio de Finanzas.

Casi simultáneamente, Líbano, cuya economía se ve castigada por la llegada de más de un millón de refugiados sirios, comercializó deuda con vencimiento en ocho y quince años a 6.65 por ciento y 7 por ciento.

Operación histórica

“Para los demás emisores de alto rendimiento, habría sido riesgoso, y potencialmente caro, tratar de llegar al mercado antes de esa operación histórica” de la Argentina, dijo Graham Stock, responsable de investigación de mercados emergentes de Bluebay Asset Management, que gestiona 60 mil millones de inversiones de renta fija.

Con la “nueva referencia líquida y de alto rendimiento de los mercados emergentes, hay muchos emisores que buscarán llevar a cabo la captación de fondos rápidamente”, señaló Stock.

Las emisiones de bonos en los mercados emergentes comenzaron a repuntar en marzo en tanto el Banco Central Europeo amplió el estímulo y la Reserva Federal dio señales de que no se apresuraría a elevar las tasas de interés.

Los inversores que buscan refugio de los rendimientos negativos de Europa a Japón contribuyeron a bajar la tasa promedio sobre el Índice Bloomberg U.S. Dollar High Yield Emerging Market Sovereign Bond en casi 1.2 puntos porcentuales desde el nivel más alto en seis meses a 6.32 por ciento en febrero.

JPMorgan Chase & Co., el tercer mayor organizador de ventas de bonos de mercados emergentes este año, elevó en marzo su pronóstico de ventas soberanas para 2016 en 64 por ciento a 100 mil millones.

Uno de los motores del aumento de la emisión serán los conglomerados petroleros que buscan cerrar agujeros cada vez más grandes en sus presupuestos debido al desplome del 60 por ciento del precio del petróleo desde comienzos de 2014.

Abu Dhabi, que posee alrededor del 6 por ciento de las reservas de crudo a nivel mundial, está sondeando a los inversores mientras planea su primera venta internacional en más de siete años. En tanto Arabia Saudita quiere recurrir a los mercados de deuda por primera vez en su historia. Ambos prestatarios árabes del Golfo poseen una calificación de grado de inversión.

Argentina “sin duda hará que otros emisores consideren salir con nuevas operaciones”, dijo Angelo Rossetto, operador de GMSA Investments Ltd. en Londres, que presentó ofertas por los bonos argentinos y está analizando a Mol, el grupo energético de Hungría.