Mercados

Ahorradores, atrapados entre bajas tasas
de interés e inflación

Las tasas reales positivas son escasas; el contexto actual es ideal para fortalecer el mercado interno, pero existe incertidumbre.
Esteban Rojas
19 agosto 2014 21:42 Última actualización 20 agosto 2014 5:0
 [Bloomberg] En el primer trimestre Banxico captó 2,305 mdd, la cifra más baja después de la crisis global.

[Bloomberg] En el primer trimestre Banxico captó 2,305 mdd, la cifra más baja después de la crisis global.

CIUDAD DE MÉXICO.- Aunque las expectativas de inflación indican que para finales de año ésta bajará, el hecho es que actualmente los ahorradores se encuentran atrapados entre tasas de rendimiento cada vez más bajas, con crecimiento de precios ligeramente arriba de lo esperado.

El crecimiento de los precios al consumidor durante julio del presente año, dado a conocer por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), fue de 0.28 por ciento, que anualizado asciende a 3.30 por ciento.

Esta cifra está muy por arriba del 2.81 por ciento de rendimiento promedio de los Cetes a 28 días, reportado en el mismo periodo.
El deterioro en los ingresos por concepto de intereses se puede observar, particularmente, en los instrumentos con un horizonte de vencimiento hasta de un año, dado que en muchos casos presenta un nivel inferior al de los Cetes.

Los menores rendimientos, en algunos casos, se explican por la demanda que están ejerciendo participantes extranjeros. A pesar de la caída en los rendimientos en México, todavía les parecen atractivos a este tipo de participantes.

Los inversionistas interbancarios  y de menudeo
En México los inversionistas interbancarios son aquellos que cuentan con fuertes recursos, generalmente instituciones o algunas personas físicas.

Incluso estas últimas, acuden a los fondos de inversión para acceder a tasas de rendimiento mucho más atractivas; las inversiones por cuenta propia son raras a diferencia de lo que antes sucedía, debido entre otras cosas a las regulaciones y también a las condiciones de especialización en las que se mueven los mercados.

No obstante, los inversionistas de menudeo acumulan en las cuentas bancarias casi un billón de pesos en activos de corto plazo, susceptibles de invertirse y generar rendimientos.

Pero los inversionistas de menudeo generalmente no tienen los recursos en cuentas bancarias con una visión de largo plazo o con una intención patrimonial, es muy común que se destine al consumo.

Las tasas reales positivas son escasas
Los instrumentos bancarios tradicionales pagan hasta el mes de julio una tasa real negativa promedio de 2.15 por ciento.

Pero si la inflación sube o se mantiene cerca de 4 por ciento hasta finales de año, tal como es la expectativa del grueso de los analistas bancarios, es probable que la tasa real suba hasta niveles de 2.55 por ciento.

Las tasas reales positivas en el país son muy escasas en estos momentos, para los inversionistas de menudeo la única opción es una cuenta individual de ahorro para el retiro, que paga un beneficio real cercano al 6 por ciento anual; casi todas las otras opciones pagan tasas reales negativas.

Lo que viene
En el horizonte, es posible que la inflación se modere, lo que reducirá las tasas reales negativas, pero seguirán en los mismos términos.

De acuerdo con especialistas, es posible que en un entorno de menor incertidumbre económica global, el consumo se reactive.

Nunca como ahora convergen tantos factores tan positivos para que el consumo se dispare y fortalezca el mercado interno: tasas nominales en mínimos históricos, inflación bajo control aunque todavía con algunos altibajos, más finanzas públicas sanas y grado de inversión.