Mercados

Afores no se suben a la 'ola' de sustentabilidad por moda, sino para crear valor financiero

El Consejo Consultivo de Finanzas Climáticas dijo que una mala contabilidad de los costos sustentables repercute en la rentabilidad en el largo plazo. 
Clara Zepeda
25 noviembre 2016 13:40 Última actualización 25 noviembre 2016 13:40
bono verde

(Especial)

El Consejo Consultivo de Finanzas Climáticas (CCFC) advirtió que una mala contabilidad de los costos sustentables repercute en la rentabilidad en el largo plazo, ya que la degradación ambiental amenaza la rentabilidad de los portafolios.

En el marco de la presentación de la integración del Consejo Consultivo de Finanzas Climáticas, el cual tiene la encomienda de impulsar proyectos verdes en México e incidir en el crecimiento del financiamiento verde en los mercados financieros nacionales, Tonatiuh Rodríguez, director general de Afore XXI Banorte, afirmó que las Afores no se suben a la ola de sustentabilidad por moda, sino porque la degradación ambiental amenaza la creación de valor financiero.

Por su parte, Enrique Solórzano, director general de Afore Sura, precisó que los mercados financieros pueden vetar el financiamiento de proyectos que se encarecen por no ser sustentables; y si el proyecto se financia, las regulaciones sobre este tema lo pueden sacar del juego, haciéndole perder capital a los inversionistas que participaron en su proyecto.

En conferencia de prensa en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), el directivo de Afore XXI Banorte explicó que los costos mal calculados de la sustentabilidad repercute sobre cualquier sector económico, ya que la degradación ambiental puede repercutir en que un agente económico tenga una rentabilidad en donde 'y' es menor a la rentabilidad 'x' que es mayor, por poner un ejemplo; es por ello que se empieza a despertar en los temas verdes en México.

"Una mejor valuación, una mejor toma de decisiones en la configuración de portafolios, es aquella que efectivamente mide los riesgos ambientales de las actividades que están financiando", aseveró Rodríguez.

RETO E INCENTIVOS

EL CCFC, integrado por líderes del sector financiero, dijo que trabajarán en tres grupos: estándares internacionales; políticas públicas e institucionalización, tiene diversos retos.

José-Oriol Bosch Par, director general del Grupo de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), destacó que el principal reto que se enfrenta el CCF es la cultura ambiental en México, como sucede con la falta de cultura bursátil.

No obstante, los directivo de las Afores y de la BMV consideraron que tarde o temprano este tema será la nueva forma de invertir y de financiarse en los mercados, por lo que la propia inercia nos tendrá que llevar a una mayor cultura.

Sin embargo, Javier Bernal, director de Mercado de Dinero de Monex, manifestó que los incentivos, como los fiscales, podrán incidir para que crezca el mercado de financiamiento verde, el cual tiene su tiempo y su ritmo de desarrollo.

Tan sólo, precisó Bernal, el mercado de bonos verdes tiene una vida de cinco años en el mundo y su crecimiento ha sido paulatino cada año.

"El desarrollo será se manera natural, dependiendo también de la calidad de los proyectos. El mercado de bonos verdes en el mundo podría alcanzar entre los 80 y cien billones de dólares en colocaciones de deuda. En el 2015 llegó a 60 billones", reveló el directivo de Monex.
Añadió que los incentivos fiscales, quizás en temas de gravámenes, atraigan a las empresas e inversionistas.

Asimismo, sectores como la infraestructura, vivienda, energía, puedan sumarse con mayor rapidez a este tipo de financiamiento.

En tanto, Alba Aguilar, directora de nuevos negocios de MÉXICO2, describió que el Consejo trabajará para incentivar el financiamiento verde, poniendo énfasis en los estándares internacionales, las políticas públicas, para lograr diálogos e incentivos con las autoridades, y la institucionalización.

: