Mercados

Aerolíneas de EU pierden millones por coberturas petroleras

El prever que los precios internacionales del petróleo se recuperarían pronto, llevó a compañías que necesitan para su operación combustible a la compra de coberturas en un momento en el que se pensaba que no podrían caer más.
Delta

Delta.

Dos de las mayores aerolíneas del mundo apuestan a que los precios del petróleo no se recuperarán en el corto plazo, volviéndose más precavidas tras perder cientos de millones de dólares en coberturas que las protegían ante un alza en el precio de combustibles.

United Continental y Delta Air Lines han reducido la cobertura de combustible tras un desplome del petróleo cercano a un mínimo de seis años. Se han vuelto más parecidas a American Airlines, la mayor aerolínea del mundo, que cerró su última posición de cobertura en 2014.

“Existe una creciente comprensión de que el enfoque de American fue el más inteligente”, dijo en una entrevista telefónica Bob Mann, presidente de la consultora de aerolíneas R.W. Mann & Co. “Estos programas no han cumplido con las expectativas, los costos son muy altos y los resultados no han sido buenos”.

El haber malinterpretado las cosas ha sido costoso. Las pérdidas por cobertura en los últimos tres trimestre ascendieron a mil 950 millones de dólares para Delta, la tercera mayor aerolínea del mundo; a 650 millones para United, la segunda mayor aerolínea, y a 326 millones para Southwest Airlines, la cuarta aerolínea más grande de Estados Unidos, de acuerdo con datos recopilados por Bloomberg. Las compañías fijaron los precios de los combustibles antes de que el precio del crudo se desplomara en los últimos 17 meses.

Normalmente, las aerolíneas realizan las coberturas usando permutas; opciones de compra o las llamadas opciones sin pérdidas, que involucran la compra y la venta de opciones para crear un piso y un techo sobre los precios. Las compañías cubren el combustible de los aviones, así como los crudos West Texas Intermediate y Brent además de otros productos refinados como la gasolina.

Aunque la cobertura puede proteger ante un alza de los precios, las compañías pagan una prima por el beneficio de esa protección.
Alaska Air Group, por ejemplo, pagó un promedio de 3 dólares por barril por las opciones de compra que le daban el derecho de comprar petróleo para entregas en el primer trimestre a 76 dólares, dijo la compañía.