Mercados

Subsidiarias, principal fuente de divisas para emisoras de la BMV

La caída del peso disparó los ingresos de empresas en Bolsa por concepto de operaciones en sus filiales: 1.49 billones de pesos.
Esteban Rojas
BMV

(Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- Las empresas no financieras listadas en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) tuvieron ingresos de divisas provenientes de sus subsidiarias en el exterior por un monto equivalente en pesos de 1.49 billones de pesos durante 2014.

Con esto, las filiales de los corporativos nacionales se convierten en la principal fuente de ingresos foráneos de las emisoras de la BMV, por encima de las exportaciones.

La cifra sin precedentes fue originada en gran medida por la caída del peso en el último cuatrimestre del año, lo que disparó los ingresos de las emisoras que recibieron ingresos externos, ya sea por concepto de exportaciones o bien por flujos de recursos de filiales.

De acuerdo con los datos oficiales de los reportes corporativos publicados por la BMV, los ingresos de la subsidiarias en el exterior significaron 86.1 por ciento de los flujos de divisas, con lo que las subsidiarias refuerzan su papel de principal fuente de ingresos del extranjero y es una muestra del proceso de internacionalización de las empresas radicadas en México.

Este mecanismo se ha generado mediante adquisiciones o la instalación de plantas productivas en diferentes naciones del mundo.

El resultado presentado se deriva del desglose de la información financiera de 96 empresas, al cuartor trimestre de 2014.

La importancia de las filiales mexicanas en el extranjero se puede comprobar con cifras: el año pasado los ingresos de divisas de las 96 empresas incluidas en la muestra, provenientes de la exportación de bienes y servicios generados en el territorio nacional fue por un monto de 241 mil 252 millones de pesos.

Dichos ingresos apenas representaron 13.9 por ciento del total de los flujos que obtuvieron las empresas provenientes del extranjero.

Así, la mezcla en la generación de divisas hace depender su incremento menos de los avances en la productividad en el país y de los niveles del tipo de cambio, para que descansen más en las condiciones particulares de cada nación en donde se encuentran asentadas las inversiones de los corporativos aztecas.

Los efectos de los reportes financieros favorables, en gran medida impulsaron a la bolsa de valores recientemente a sus niveles más altos en 3 meses.

El proceso de diversificación e internacionalización de las empresas radicadas en México trae algunos beneficios, pero también tiene efectos negativos sobre el mercado interno, particularmente sobre la inversión y la generación de empleo.

La globalización de la economía mexicana se ha reflejado en que cada vez un mayor número de empresas busca participar en el mercado externo.
De la muestra de 96 emisoras no financieras, 67 reportaron que tuvieron algún ingreso del exterior, en tanto que las restantes 29 dependieron exclusivamente del mercado interno.

Casi a la par el ingreso nacional vs el foráneo
En 2014 los ingresos de las emisoras provenientes del exterior significaron 45.9 por ciento, mientras que los provenientes del mercado interno ascendieron a 54.1 por ciento del total.

Sin embargo, una característica importante de los flujos externos se refiere a su fuerte concentración.

Solamente tres empresas: América Móvil, Cemex y Alfa, representan 51.1 por ciento de la generación de divisas de las emisoras listadas en la bolsa.

La debilidad del peso y el mejor desempeño de la economía estadounidense estimado para el presente año, pueden tener un efecto favorable sobre las empresas que exportan desde el país; el fenómeno no es nuevo y suele inyectar dinamismo a empresas en estado de hibernación o darle un renovado impulso a emisoras que lo requieren.

De persistir las condiciones cambiarias, es posible que la caída del peso tenga un factor benéfico que muchas veces no se observa debido a que se ve como un elemento de debilidad para nuestra economía.