Mercados

Septiembre y los mercados financieros

¿por qué septiembre suele ser visto como un mal mes para rendimientos en los mercados?
Rincón Del Experto
Ivan Barona
23 septiembre 2015 5:0
[Entre enero y septiembre, la inversión de cartera acumuló un ingreso neto por 35 mil 313 millones de dólares. / Bloomberg / Archivo]  

[Entre enero y septiembre, la inversión de cartera acumuló un ingreso neto por 35 mil 313 millones de dólares. / Bloomberg / Archivo]

En los mercados financieros los inversionistas suelen seguir las famosas “reglas de pulgar”, cánones que a veces reflejan sabiduría colectiva y experiencias recurrentes que en ocasiones suelen cumplirse y en otras carecen de bases cuantitativas que las respalden y que se han vuelto, más bien, costumbres.

Aswath Damodaran, un referente académico en temas de valuación e inversión, nos invita a poner en tela de juicio muchas de estas “reglas de pulgar”. Hoy en día a un par de clics de distancia contamos con suficiente información para determinar la validez estadística de muchas de estas premisas.

Pero, ¿por qué septiembre suele ser visto como un mal mes para rendimientos en los mercados? La historia reciente no lo apoya mucho, en 2001 y 2002 septiembre reportó los mayores ajustes mensuales en el Standard & Poor’s, mientras que en 2008 fue testigo de la quiebra de Lehman, repercutiendo en las principales bolsas y dejando un mal precedente en la memoria del inversionista.

Lo cierto es que en los últimos 25 años, los meses que han presentado los peores rendimientos para el S&P han sido agosto (-0.69 por ciento) y junio (-0.51 por ciento), dejando a septiembre como el tercero peor (-0.39 por ciento).

Es también importante recalcar que en los últimos diez años el S&P ha tenido retornos negativos únicamente en tres ocasiones, sólo superado por abril con una observación negativa, y empatado con febrero, marzo y diciembre.

Estos números no necesariamente indican que septiembre debiera tener rendimientos positivos, sólo tratan de mostrar que de ser negativos la principal causa no es que sea “un mes de mal agüero” o condenado estadísticamente.

Existen factores a nivel macroeconómico que han traído volatilidad a los mercados desde el mes pasado, como la desaceleración en China, la caída en precios de materias primas, fortaleza del dólar y la eventual alza en tasas por parte de la Fed.

Son estos temas en el radar de los inversionistas lo que ha provocado ajustes y no necesariamente el caprichoso efecto calendario.