Mercados

Se desfondan los mercados cambiario, bursátil y petrolero

BMV registra su mayor caída porcentual del año; el dólar no cesa de subir frente al peso y la mezcla mexicana rompe el piso de 55 dólares por barril.
Guadalupe Hernández
Guadalupe Hernández/ Felipe Sánchez
11 diciembre 2014 5:0
Bolsas

Karachi Stock Exchange. (Reuters)

CIUDAD DE MÉXICO.- Los mercados vivieron este miércoles su peor sesión del año, con fuertes desplomes en las bolsas de valores, depreciación de las monedas y caídas adicionales en los precios globales del petróleo.

Dicho contexto profundizó el sentimiento negativo y de aversión al riesgo que priva entre los inversionistas desde hace varias semanas.
En México los efectos ya son evidentes: el dólar no cesa de subir a pesar de que está vigente el mecanismo de subasta de dólares por parte del Banco de México, mismo que no se ha activado debido a que el precio mínimo requerido no se toca, aunque la divisa estadounidense cierra al alza.

En el caso de la bolsa de valores, el principal indicador tuvo su mayor descalabro del año en términos de porcentaje, junto con el registrado el 18 de marzo pasado, ambos con la misma variación de 2.28 por ciento.

Sin embargo, en términos de puntos la caída es la mayor en 14 meses, desde el 1 de octubre de 2013, cuando se perdieron más de mil unidades; ayer la BMV perdió 966.97 puntos.

Las bolsas de Nueva York se contagiaron del contexto global, luego de que el martes parecieron aislarse.

El Dow Jones cayó 1.51 por ciento, el Nasdaq perdió 1.73 y el S&P500 tuvo un descalabro de 1.64 por ciento.

Lo anterior, sin contar al resto de las bolsas del mundo, que también tuvieron una jornada de ajustes.

En Sao Paulo, el Bovespa perdió 1.29 por ciento y el Merval de Buenos Aires sumó al desplome de la sesión previa de 7.22 por ciento, uno más de 6.86 por ciento.

Aunque el peso de la bolsa de Argentina ha disminuido notablemente debido a la crónica crisis económica en ese país, de cualquier modo una caída acumulada de 14 por ciento en sólo dos sesiones prende los focos de alerta.

Guerra de precios
Los precios del petróleo fueron sacudidos una vez más por la competencia en la que se encuentran enfrascados Arabia Saudita y Estados Unidos, lo que incluso ya afecta al interior de la OPEP, organismo del que forma parte el primer país.

Este miércoles la OPEP anunció expectativas de recorte en la demanda del petróleo que vende, mientras que Arabia Saudita descartó que tenga planes de reducir su producción; los precios del petróleo, ya de por sí altamente sensibles desde hace semanas al contexto, no tuvieron más remedio que volver a caer.

El precio del WTI bajó 4.51 por ciento y se colocó prácticamente en el soporte de 60 dólares, al finalizar en 60.94 unidades; por su parte, el Brent rompió el soporte de 65 dólares para finalizar en 64.58 unidades por barril.

Los precios de los mercados y las declaraciones de Arabia Saudita, se presentaron en el marco de las cifras en Estados Unidos, país que mantuvo sus niveles máximos de producción.


Los pronósticos de la OPEP, de una menor demanda de crudo para el próximo año, significa que las economías continuarán moviéndose a un ritmo lento, en lugar de recuperarse, o lo harán pero de forma muy gradual.

Promedio de la mezcla rompe 90 dpb
La cotización promedio de la mezcla mexicana volvió a caer este miércoles.

El precio promedio del petróleo mexicano se ubicó en 54.40 dólares, para un ajuste de 4.80 por ciento; la caída acumulada desde su máximo del año es ya de 46.88 por ciento.

Pero hay algo quizá más destacado, el hecho de que por primera ocasión en el año el promedio de la mezcla mexicana ha roto el nivel de 90 dólares por barril, ubicándose en 89.86 dólares.

El promedio para 2014 fijado en los Criterios de Política Económica es de 85 dólares; la caída actual ya no le afectará a las finanzas nacionales, aunque el margen se redujo el año próximo para los planes hacia el presupuesto de 2016.

El ministro de Petróleo de Arabia Saudita, Ali al-Naimi, descartó la posibilidad de que el mayor exportador mundial de crudo pueda reducir su producción para frenar un desplome de los precios.
Aseguró que el bombeo del reino se había mantenido estable hasta el mes pasado.

“Operación hormiga”
Por segundo día consecutivo, el mecanismo de subasta de dólares no contuvo la escalada de la divisa de EU.

Banxico no vendió dólares porque faltó que se cumpliera un requisito básico, el de un incremento mínimo de 1.5 por ciento con respecto al dólar fix del día anterior.

El tipo de cambio en operaciones de mayoreo cerró este miércoles en 14.55 pesos por dólar, su mayor nivel desde el 13 de marzo de 2009, hace más de cinco años.

En tanto, la cotización de menudeo del dólar se vendió en promedio en alrededor de 14.80 pesos.

En los dos días de vigencia del mecanismo de subasta de 200 millones de dólares, la moneda nacional ha retrocedido 1.46 por ciento.

La depreciación antes señalada del peso es ligeramente inferior al 1.5 por ciento requerido para vender dólares por medio de la subasta.

De esta manera, se presenta una especie de “operación hormiga”, que mantiene al alza al dólar sin que Banxico intervenga con su mecanismo de defensa propuesto por la Comisión de Cambios.

La depreciación del peso encuentra en el desplome de los precios del petróleo una de sus principales explicaciones, a pesar de que los ingresos petroleros del gobierno están asegurados para 2015.

El mecanismo de subasta vigente hasta ahora, si bien es cierto no persigue defender un determinado nivel del tipo de cambio, deja un resquicio para la especulación al fijar un precio del dólar para inyectar liquidez al mercado.

En dos días de operación con el mecanismo vigente, las cotizaciones se han quedado a unos centavos de alcanzar y rebasar el precio mínimo requerido para que se asignen dólares, pero no lo toca y por lo tanto el mercado se ubica en nuevos máximos.

Cabe recordar que se sigue respetando la libre flotación del peso y que posiblemente los periodos de turbulencia continuarán, en tanto no se estabilice el mercado petrolero y se asimilen los efectos provenientes del proceso de normalización de la política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos.

Los anteriores factores hacen posible que el tipo de cambio ponga a prueba en cualquier momento su techo máximo histórico vigente, alcanzado en marzo de 2009 sobre 15.49 pesos.

Para este jueves, será necesario que el tipo de cambio interbancario toque un mínimo de 14.7359 pesos por dólar para que los bancos reciban dólares provenientes de las reservas internacionales.

El tipo de cambio fix que se fijó ayer miércoles fue de 14.5181 unidades.
El movimiento de las tasas de interés también es fiel reflejo de lo que sucede en los mercados.

La tasa del bono del Tesoro de Estados Unidos a 10 años cayó a 2.17 por ciento, cinco puntos base menos respecto a la sesión previa.

Por su parte, la tasa del bono mexicano al mismo plazo, de 10 años, subió a 6.08 por ciento, con un incremento de 3 puntos base, insuficiente para lucir como atractivo ante los capitales del mundo.

En el mercado cambiario empezaron a surgir rumores sobre un eventual ajuste en el mecanismo de Banxico, para atajar la velocidad de la depreciación del peso, más que el porcentaje.