Mercados

Sacudida financiera global por Grecia, y caída de los petroprecios

El país helénico podría dejar de pertenecer a la eurozona; guerra petrolera hunde nuevamente cotizaciones del WTI, Brent y mezcla a mínimos de marzo de 2009.
Álvaro Montero
Esteban Rojas/ Mauro A. Montero/ Efraín H. Mariano
06 enero 2015 5:0
 [Bloomberg] Un equipo de inspección de los prestamistas internacionales terminó su revisión del programa de austeridad de Grecia. 

[Bloomberg] Un equipo de inspección de los prestamistas internacionales terminó su revisión del programa de austeridad de Grecia.

Grecia y la guerra petrolera sin cuartel sacudieron este lunes a las divisas, las bolsas y la deuda pública de todo el mundo.
La caída financiera se explica por estos dos factores que reactivaron la volatilidad financiera global en el primer lunes del año.

Así, ayer se registró la primera caída bursátil generaliza del año, junto con depreciación también generalizada de las divisas frente al dólar, que en el caso del peso llevó a la ventanilla de los bancos a niveles de 15.25 por dólar.

Asimismo, las primas de riesgo financiero se elevaron en de casi todas las naciones del planeta, al tiempo que los precios del petróleo siguen en picada.

La incertidumbre se volvió a instalar en las principales plazas financieras del planeta.

El próximo 25 de enero se celebrarán elecciones parlamentarias en Grecia, el partido opositor Syriza, con la promesa de reestructurar la deuda del país y terminar con varias de las medidas de austeridad, lleva una delantera de cuando menos tres puntos porcentuales de acuerdo con las recientes encuestas, lo que le daría el poder suficiente para elegir un primer ministro afín a sus intereses.

Al cierre de la semana pasada, las encuestas señalaban como favorita a la Coalición Radical de Izquierda (Syriza), del candidato Alexis Tsipras, quien representa un cambio brusco aunque teórico hasta el momento, con relación al actual gobierno.

El abanderado por Syriza ha reiterado que una vez que llegue al poder reestructurará junto con su partido la deuda del país y retirará gran parte de las medidas de austeridad, ambos factores son claves para continuar en la zona euro, de acuerdo con los compromisos firmados por el gobierno griego en años anteriores, cuando el país fue rescatado de la quiebra.

Así, se abre la puerta para la salida de Grecia de la eurozona, riesgo que advirtiera este fin de semana Berlín y del que los inversionistas hicieron eco este mismo lunes.

Guerra petrolera sin cuartel
Los países productores de petróleo se niegan a bajar sus cuotas de producción, situación que ya derivó en una guerra de precios que ha derumbado las cotizaciones.

Las cifras de producción en Iraq y Rusia, reportadas el pasado fin de semana, han eliminado cualquier duda de la guerra de precios que vive el mundo.

En éste escenario, nadie está dispuesto a bajar la producción para no perder cuota de mercado , lo que mantiene el desplome de los petroprecios.

En el caso del WTI la cotización final de ayer fue de 50.04 dólares por barril, luego de retroceder 5.03 por ciento, mientras tanto el Brent acabó con una pérdida de 5.87 por ciento en 53.11 dólares.

El precio de la mezcla de exportación cayó en línea con los crudos internacionales, ahora se encuentra a solo 1.52 dólares de romper el piso de 40 unidades; ayer cerró en 41.52 dólares el barril, lo que significó descender 7.34 por ciento, equivalente a 3.29 dólares.

Respecto al precio más alto del año pasado, desde donde se inició la tendencia actual, la mezcla mexicana de exportación acumula una caída de 59.46 por ciento.

Las bolsas, con efecto dominó
Las bolsas del mundo no soportaron la presión iniciada en Europa.

La de ayer fue una caída bursátil generalizada que inició en el viejo continente, continuó en América y se extendió a la región asiática con la apertura negativa de 2.49 por ciento en el índice Nikkei de Japón.

En Europa la bolsa de Grecia perdió 5.62 por ciento, la de Milán 4.92 por ciento, Madrid 3.45. París 3.31 y Frankfurt 2.99 por ciento, entre los ajustes más destacados.

En América los tres indicadores de la bolsa de valores de Nueva York retrocedieron fuertemente.

El Dow Jones perdió 1.86 por ciento, el Nasdaq 1.57 por ciento y el S&P500 bajó 1.83 por ciento.

En América Latina la mayor caída se registró en la bolsa de Buenos Aires con un ajuste negativo de 6.26 por ciento.

Por su parte la bolsa de Sao Paulo en Brasil y Santiago de Chile cayeron 2.05 y 1.38 por ciento, respectivamente.

La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) perdió en su principal indicador 2.41 por ciento; en las dos primeras sesiones del año el indicador accionario nacional ha perdido más de 2 mil puntos, a razón de mil puntos cada día.

En éste sentido es la primera ocasión en la historia de la BMV que se registra una caída de tal magnitud los días 1 y 2 del año.
Divisas: el dólar cerca de 15 pesos.

El peso mexicano se depreció nuevamente frente al dólar, afectado por el contexto global que impulsó al dólar hasta tocar un máximo de 9 años contra la moneda europea, terminó en 1.19 por dólar.

Si bien la depreciación del euro debería ser una buena noticia para la eurozona ya que fortalecería al sector exportador en un contexto de bajo dinamismo económico, el asunto es que el factor de desconfianza es un elemento clave para que los mercados se preocupen de la tendencia.

En el mercado cambiario nacional, de acuerdo con información del Banco de México, el dólar spot cerró en 14.949 unidades a la venta, su mayor nivel desde 11 de marzo de 2009.

En el día, el peso cayó 13.15 centavos, equivalente a 0.89 por ciento.
Las ventanillas de los bancos reflejaron las presiones cambiarias con un precio que no se observaba en casi 6 años, desde marzo de 2009.

La cotización promedio terminó en 15.25 pesos por dólar para operaciones de menudeo, pero llegó a colocarse en 15.27 unidades.
Aunque todavía está relativamente lejos, la cotización interbancaria se acerca al máximo vigente de cierre registrado el 9 de enero de 2008, en 15.49 pesos por dólar.

Sube la prima de riesgo europea
La prima de riesgo de los países europeos se disparó, aunque el efecto también se reflejó en Alemania.

La prima de riesgo española pasó de 99 a 109 puntos básicos, mientras que la de Italia quedó en 132 puntos desde 114 unidades; entre las de mayor ajuste.

Los inversionistas cobran por destinar sus recursos a éstos países, paradójicamente ayer en España se conoció la mejor noticia en 17 años, la tasa de desempleo tuvo su mayor caída desde 1998, pero la fuerza de la incertidumbre due mucho mayor.

La tasa de inflación en Alemania cayó a solo 0.1 por ciento, situación que empeoró el panorama de la región.

Los mercados consideran que debido al contexto es posible que el BCE lleve a cabo en breve una ola masiva de compra de bonos soberanos para dotar de liquidez a los mercados y aminorar los efectos de la volatilidad financiera global.