Mercados

Rincón del experto:
AMX, aumentamos recomendación a neutral

Entre otras medidas, AMX planea vender ciertos activos de telefonía fija y móvil para reducir su participación nacional por debajo de 50 por ciento del sector de telecomunicaciones.
Álvaro Montero
Banamex (Bloomberg/Archivo)

Banamex (Bloomberg/Archivo)

CIUDAD DE MÉXICO.-Aumentamos nuestra recomendación de AMX a neutral, después de que el precio de la acción perdiera una quinta parte de su valor desde su máximo en agosto, de 26.38 dólares por ADR.

En aquel entonces, la compañía acababa de anunciar su plan de desincorporación de activos, en un intento por minimizar las implicaciones negativas de una serie de nuevas regulaciones en México.

Entre otras medidas, Entre otras medidas, AMX planea vender ciertos activos de telefonía fija y móvil para reducir su participación nacional por debajo de 50 por ciento del sector de telecomunicaciones con el objeto de dejar de ser “agente económico preponderante” –y, por lo tanto, quedar exenta de las tarifas de interconexión asimétrica–, y vender sus torres de telefonía celular. 

Aunque lograr que las autoridades federales dejen de considerar a AMX como “agente económico preponderante” podría prolongarse bastante tiempo, la escisión del negocio de torres de telefonía celular podría quedar concluida en el primer semestre de 2015.

Sin embargo, esperamos que las regulaciones adversas se mantengan hasta al menos 2016.

Esperamos que los ingresos de AMX aumenten 5 por ciento anual hasta 2016 (contra uno por ciento de sus pares comparables globales), debido a:

1) Una mayor inflación en los mercados latinoamericanos en los cuales opera.

2) La consolidación de Telekom Austria.

3) La fortaleza del dólar/euro que impulsa las ventas en pesos.

Consideramos que el precio de la acción de AMX consigue un equilibrio adecuado entre el mayor crecimiento y las actuales incertidumbres reguladoras, y que está valuado apropiadamente, lo cual sugiere un margen limitado de fluctuaciones considerables del precio de la acción.

Aunque los ingresos de AMX se benefician de un peso más débil, el impacto neto parece negativo. El 84 por ciento aproximado de la deuda de AMX está denominada en monedas extranjeras (desconocemos su posición de cobertura), lo cual sugiere una pérdida cambiaria considerable en el cuarto trimestre de 2014.

Revisamos nuestro modelo para incorporar el tipo de cambio más reciente, y aumentamos 2 por ciento nuestros estimados de ventas (promedio hasta 2015), aunque reducimos en 8 por ciento nuestras proyecciones de utilidades.