Mercados

¿Qué esperan los mercados para el martes 6 de enero?

La venta de activos de mayor riesgo puede estar cerca de tocar un fondo, de manera provisional, a la espera de los datos de empleo en Estados Unidos.
Esteban Rojas
Esteban Rojas
05 enero 2015 18:35
Módulo especial gráficas mercados financieros México 2014

Módulo especial gráficas mercados financieros México 2014

CIUDAD DE MÉXICO.- Los participantes de los mercados continuarán con la mira puesta en la evolución de los precios del petróleo y del comportamiento del dólar en el mercado internacional de divisas.

Dado el castigo en los precios del crudo y del fuerte avance del billete verde, no se debería descartar una cierta estabilidad en estas variables, e incluso, una recuperación sin que ello signifique un cambio de su tendencia principal.

Las cifras económicas empezarán a llegar a cuentagotas. En los Estados Unidos se conocerá el ISM manufacturero con alguna posibilidad de que muestre una desaceleración, mientras los pedidos de fábricas podrían reportarse con una variación negativa.

En la zona euro se conocerá también el indicador de los servicios, estimando que se pueda ubicar alrededor de los 51.9 puntos. En tanto que el indicador compuesto probablemente se localice en los 51.7 por arriba de la zona de los 50 puntos, que marca la zona de expansión.

En México, será importante conocer la evolución de las reservas internacionales, para poder evaluar el impacto en la caída de los ingresos petroleros, dado que Pemex es el más importante generador de recursos tendientes a fortalecer el escudo financiero del país.

En la esfera real de la economía, se conocerá las ventas mismas tiendas que publica la ANTAD, lo que permitirá conocer la evolución del comercio, variable que está más ligada a la evolución del mercado interno.

En el ámbito financiero, sobresale la subasta de valores gubernamentales, con el propósito de poder evaluar la evolución de las tasas de interés.

Es posible que el rendimiento del Cete a 28 días pueda registrar un nuevo mínimo histórico, sobre todo en caso de persistir la volatilidad en los mercados. Mientras en los plazos de 91,182 y 364 días, las variaciones podrían ser mínimas, con un moderado sesgo alcista.

En tanto la tasa de interés del bono M a 20 años y del Udibono a 30 años, probablemente pueden mostrar una inclinación a la baja.

Los mercados accionarios podrían estar cerca de tocar, de manera provisional, un fondo, a la espera de los datos de empleo en los Estados Unidos, los cuales se empezaran a conocer a partir de mañana.