Mercados

¿Qué esperan los mercados para la semana del 4 al 8 de agosto?

Esta semana los mercados financieros no contarán con suficiente información para la toma de decisiones, de manera que dominará un ánimo precavido entre los inversionistas, el riesgo es que noticias negativas pudieran inclinar la balanza.
Felipe Sánchez
Felipe Sánchez
03 agosto 2014 10:0
 [El organismo considera que el BCE debe tomar medias para despejar el peligro de la deflación./Bloomberg/Archivo]

[El organismo considera que el BCE debe tomar medias para despejar el peligro de la deflación./Bloomberg/Archivo]

Después de una semana especialmente complicada, azuzada por abundante información que no hizo sino agudizar las preocupaciones y el nerviosismo de los inversionistas que temen que cambie la política de estímulos monetarios de la Fed, todo ello aderezado con tensiones geopolíticas internacionales, señales de debilidad en la economía europea, y el incumplimiento de pago argentino. De manera que el contexto en el que operaron los mercados fue bastante adverso, no precisamente por una sola noticia en particular, sino por la acumulación de varias.

Sin embargo, cabe subrayar que en el caso de México, la bolsa de valores tuvo un comportamiento más bien defensivo, ya que no fue inmune a las pérdidas, pero éstas fueron de menor cuantía, por supuesto, esto comparado vs las amplias caídas de las bolsas de Nueva York.

¿Qué pasará esta semana? De entrada, la abundante información de la semana pasada, en ésta será más bien escueta:

En Estados Unidos este lunes no habrá información, el martes, los pedidos a fábricas de junio, y el índice ISM del sector servicios de julio.
Para la mitad de la semana, solamente el saldo de la balanza comercial de junio. El jueves, la estadística semanal de las solicitudes de seguro por desempleo, y el crédito al consumo de junio. El viernes, los indicadores de la productividad, y de los costos laborales unitarios para el segundo trimestre. Por último, el nivel de los inventarios mayoristas. En la práctica muy pocos datos con la capacidad de mover a los mercados.

Es por ello que parece probable que los mercados permanezcan precavidos, a la espera de noticias que pudieran marcar la pauta a las cotizaciones. Incluso de no haber nuevos incentivos y, por el contrario, surgieran noticias desfavorables, sin duda las órdenes vendedoras tendrían el predominio de los mercados.

En otros continentes, allende los océanos, este lunes la inflación al productor en la Eurozona. Para el martes, los índices de actividad Composite en Japón, China, la Zona Euroa, Francia, Alemania, e Inglaterra. En la Eurozona, las ventas minoristas.

A media semana, en Alemania, los pedidos de bienes manufacturados, y en Italia e Inglaterra, la producción industrial. El jueves, el panorama será acaparado por los anuncios de política monetaria del Japón y de la Zona Euro. En Alemania, la producción industrial.

Para el viernes, la balanza comercial de China, Alemania e Inglaterra. En Francia, la producción industrial.

En México, para mañana martes, el índice de la confianza de los consumidores. El jueves, la inflación al consumidor de julio, y el viernes, la inversión fija bruta.