Mercados

¿Qué esperan los mercados para el viernes 22 de agosto?

Los inversionistas no extrañarán la carencia de noticias sobre la economía en el ámbito internacional, ya que pondrán su atención en los discursos de Janet Yellen y de Mario Draghi, los cuales tienen la capacidad para mover los mercados.
Felipe Sánchez
Felipe Sánchez
21 agosto 2014 20:44
Janet Yellen

Janet Yellen (Reuters/Archivo)

La última jornada financiera de la semana no estará exenta de interés, si bien ni en Estados Unidos, Asia o Europa se publicarán estadísticas económicas que destacar. Sin embargo, todos los reflectores estarán puestos este día en el llamado simposium económico de Jackson Hole, en Estados Unidos, y que este año tendrá como tema el mercado laboral. A las 9 de la mañana, hora de México, hablará
Janet Yellen, presidenta de la Fed, en donde se espera que aborde también otros aspectos que inciden en la política monetaria, pero con la perspectiva sabida de la postura dovish de la funcionaria, de manera que parece probable que no se salga de su script de no realizar cambios en la política monetaria hasta asegurarse de que variables clave de la economía se encuentren bien ancladas.

Otro suceso que acaparará la atención será la presentación del presidente del BCE, Mario Draghi, quien fuera de sus dominios territoriales parece poco probable que proporcione detalles concretos sobre sus medidas subsecuentes, sin embargo, bien podría dar algunas pistas en la descripción de la situación actual y en los riesgos hacia adelante. Esta conferencia comenzará hacia las 13:30 horas de México.

En cualquier caso, los mercados reaccionarán ante cualquier insinuación de algún cambio.

Habrá también unos pocos reportes trimestrales, pero no tendrían mayor influencia: ANN Inc, Foot Locker Inc, y Royal Bank of Canada.
En todo caso en México habrá más información: la inflación a la primera quincena de agosto, que se espera cercana al 4.0 por ciento anual. También se conocerá la tasa de desempleo de julio.

También en México, finalmente “La Comer” dio a conocer la noticia ampliamente anticipada de la venta de sus restaurantes California y Beer Factory, precisamente a quien se preveía con mayores probabilidades, el Grupo Gigante. Sin mayores sorpresas, la noticia ya estaba en gran medida incorporada en sus cotizaciones.