Mercados

¿Qué esperan los mercados para el martes 22 de abril?

Sin noticias muy significativas sobre la marcha de la economía, en especial en Estados Unidos, los inversionistas pondrán su atención en los reportes trimestrales de las empresas, los que definirán el ánimo de los mercados.
Felipe Sánchez
Felipe Sánchez
21 abril 2014 20:29
Centro bursátil 255. Bolsa Mexicana de Valores. (Eladio Ortíz)

Bolsas del mundo


Los mercados financieros no contarán este martes con información significativa de la economía que marque la pauta a los inversionistas, en Estados Unidos destaca solamente el volumen de ventas de casas usadas durante marzo, se prevé una tasa anual de 4.6 millones de unidades, al mismo nivel de un mes antes.

En cambio, los reportes trimestrales de las empresas atraerán la atención, en Estados Unidos se conocerán los siguientes:

Antes de la aperture de los mercados: Bank of New York Mellon Corp, Comcast Corp, Genuine Parts Co, Harley-Davidson Inc, Lexmark International Inc, Lockheed Martin Corp, McDonald's Corp, Omnicom Group Inc, Travelers Companies Inc, y Xerox Corp.

Después del cierre: Amgen Inc, AT&T Inc, Juniper Networks Inc, Skechers USA Inc, Total System Services Inc, Unisys Corp, United Technologies Corp, y Yum! Brands Inc.

En México destaca, ya por la tarde, el informe de Wal Mart de México SAB de CV., se espera en promedio un incremento de 2.0 por ciento en ventas y de 3.0 por ciento en Ebitda.

En México se conocerá la tasa de desempleo de marzo, mientras que Banamex dará a conocer su encuesta de expectativas económicas.

En general, los mercados se encuentran a la espera de noticias más contundentes sobre la marcha de la economía, en especial de Estados Unidos, que en la coyuntura actual viene a ser la locomotora que “jala” a la economía mexicana.

Las empresas que cotizan en el mercado mexicano tienen hasta el 30 de abril para reportar sus informes de resultados al primer trimestre.

Por lo demás, las declaraciones recientes de Janet Yellen, presidenta de la Fed, se han caracterizado por una inclinación dovish para la aplicación de su política monetaria, lo que mantiene a los participantes relativamente tranquilos.