Mercados

Plan B a la vista para Grecia

La expectativa de que Grecia podría caer en una cesación de pagos llevaría a los ministros de Finanzas de la Zona Euro a elaborar un Plan B para superar la situación. 
Efraín Hilario
Efraín H. Mariano
27 abril 2015 10:7
bandera grecia

Grecia y la Zona Euro, en direcciones opuestas.

La expectativa de que Grecia podría caer en una cesación de pagos está descontada; sin embargo, la posibilidad de que la república helénica abandone la zona euro es lejana.

Actualmente se está ultimando la culminación de un segundo rescate --a la espera de la presentación de las reformas del gobierno de Grecia—para Atenas, pero todo mundo sabe que no se va a lograr, lo que debería empujar a los ministros de Finanzas de la Zona Euro a acelerar la elaboración de un Plan B para sufragar la situación.

Y es que hablar de nuevos plazos a estas alturas ya es absurdo. No se ha respetado ninguna fecha, y no se hará, esos todos lo saben.

Grecia requiere que los ministros del Eurogrupo desbloquen el tramo final ---siete mil 200 millones de euros-- de un fondo de emergencia para que pueda cumplir con sus obligaciones financieras, incluyendo un pago por casi mil millones de euros para el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Sin embargo, Atenas ha incumplido con sus promesas fiscales para poder recibir esa ayuda y la probabilidad de que se quede sin dinero es prácticamente un hecho.

Esa crisis de liquidez no es aún trágica en sí misma, dada la limitada cuantía de los recursos urgentes para contenerla. Pero sí resulta peligrosa, por cuanto podría generar en cualquier momento un problema mayor.

Seguramente esta tensión se prolongará hasta el último momento en que pueda sostenerse. Siempre ocurre así en las negociaciones europeas, y más aún cuando alguno de los actores parece preferir el despliegue de todas las tácticas propias del jugador de naipes, al objeto de agotar la paciencia de sus socios.

La comunicad inversora espera que las negociaciones del Plan B se realicen en voz alta y con lo detalles claros; esto, para darle certidumbre a los propios involucrados y evitar altibajos en los mercados financieros.